Sunday, July 31, 2016

XVIII Domingo Ordinario

 Aleluya, aleluya. Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Aleluya, aleluya.

El evangelio de hoy según San Lucas (12:13-21) nos habla Jesús sobre tener cuidado de ser avaro. Muchas veces nos perdemos en pensar que tener más es mejor: más cosas, más dinero,… Pero Jesús es muy claro con el cuento del hombre rico donde nos da el ejemplo de que en acumular cosas no hay garantía de nada.  No vive uno más, tiene más preocupaciones en cómo cuidar su hogar, sus riquezas…no hay descanso. 


No es decir que ser rico es algo malo pero en vez de acumularlo hay que compartir nuestras riquezas en cualquier modo que las tengamos con los que no tengan y así hacernos ricos de lo que vale ante Dios. 

Saturday, July 23, 2016

XVII Domingo Ordinario

XVII Domingo Ordinario


Del Salmo Responsorial  (Salmo 137, 1-2a. 2bc-3. 6-7ab. 7c-8)

Te damos gracias de todo corazón. De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo. Te damos gracias de todo corazón.

Este domingo enfocaré en la primera lectura de Génesis.  El Señor le dice a Abraham que va a destruir a las ciudades de Sodoma y Gomorra por sus pecados graves. Antes de hacer esto, va a bajar del cielo y ver si los hechos de esta gente corresponden a lo que ha oído. Abraham le pregunta a Dios si encontraría 50 personas buenas, ¿destruyera las ciudades? Dios responde que no. Sique Abraham ¿45 personas buenas? No, responde Dios. Otra vez, Abraham ¿40 personas buenas? No. ¿30? No. ¿20? No ¿10? “Por esos diez, no destruiré la ciudad.”

Muchas veces el enfoque de la destrucción de Sodoma y Gomorra es sobre los pecados de las ciudades: ¿Cuáles fueron? A veces pienso que queremos saber para poder  justificarnos enfrente de Dios que somos mejores que los de Sodoma y Gomorra.

Pero al estudiar la que pasa entre Abraham y Dios vemos una amistad fuerte donde hay lugar para conversar sobre cosas serias y pedir grandes favores. Abraham muestra una gran compasión para las ciudades en pedirle a Dios que buscara a personas buenas más a menos (50 a 10). Siempre disculpándose a Dios, aunque Dios no lo reprima ninguna vez.

¿Cuántas veces estamos listos a “destruir” a alguien que nos ha hecho un mal? ¿Cuántas veces hemos pedido misericordia para otros, quizás sabiendo muy bien que en un “mundo perfecto” no lo merecen?

Hoy es el tiempo y el día para extender la mano a uno y otro en misericordia. No es fácil pero tampoco no es imposible.


                                             el imagen es de https://oicvva.wordpress.com/2016/01/10/dios-es-misericordia/

Saturday, July 16, 2016

XVI Domingo Ordinario

XVI Domingo Ordinario

Aleluya, aleluya. Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero, y perseveran hasta dar fruto. Aleluya, aleluya.

El evangelio de hoy:

En aquel tiempo, entró Jesús en un poblado, y una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa. Ella tenía una hermana, llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. Marta, entre tanto, se afanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo: "Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? Dile que me ayude".

El Señor le respondió: "Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se la quitará".         Lc 10, 38-42

¿Qué piensa del cuento de Jesús visitando las hermanas Marta y María?  Recuerden que en aquel tiempo era muy raro que mujeres tuvieran propiedad. ¿Qué crees que los vecinos dijeron cuando supieron que Jesús, un hombre, vino a la casa de las hermanas? Sabemos que les gusta chismear a la gente. Quizás Marta no esta tan fastidiada que su hermana no le está ayudando con los quehaceres sino en que van a decir la gente porque no están siguiendo las tradiciones (la división entre las mujeres y los hombres en público).


Este cuento se relata muchas veces cuando necesitamos recordar que Dios quiere que tomemos tiempo a oír lo que Él tiene que decir y también que hay un tiempo de actuar. ¿Tomas tiempo para conversar/rezar con Dios? Los rezos, como el rosario, son importantes. ¿Tomas el tiempo a pensar en lo que rezas?  Multiplicación de palabras no es rezar. Rezar es saber lo que dices y tomarlo en consecuencia.

Saturday, July 9, 2016

XV Domingo ordinario



XV Domingo ordinario

 Aleluya, aleluya. Tus palabras, Señor, son Espíritu y vida.
Tú tienes palabras de vida eterna. Aleluya, aleluya.

En el evangelio de San Lucas oímos el cuento del Samaritano Bueno. El maestro de la ley quiere entrapar a Jesús preguntándole cual es la ley más importante de la religión. Jesús en vez de contestarle, le hace una pregunta: “¿Qué dice la ley?” Bueno, el maestro responde, pero para justificarse le pregunta a Jesús: “¿Quién es mi prójimo?” Jesús responde con el cuento. Después Jesús le pregunta al maestro de la ley: “¿Cuál de los tres se portó como el prójimo del hombre herido?” La respuesta del maestro debe de dejar un gusto malo en su boca porque tiene que responder que fue el Samaritano, que por causa de la historia entre los judíos y samaritanos no se querían. Jesús le dice que vaya y haga lo mismo. 

Muchas veces estamos listos a justificarnos con Dios con palabras, rezos y acciones para quizás que Dios no nos pida más. Pero si deberás estamos listos a oír y obedecer a Dios, el amor nos dirigirá como responder.

Sunday, July 3, 2016


XIV Domingo Ordinario

 Aleluya, aleluya.
Que en sus corazones reine la paz de Cristo;
que la palabra de Cristo habite en ustedes
con toda su riqueza.
Aleluya, aleluya.

En el evangelio de hoy, según San Lucas, Jesús designó a otros setenta y dos discípulos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares a donde pensaba ir. En los lugares donde fueran aceptados debían curar a los enfermos que encuentren y díganles: 'Ya se acerca a ustedes el Reino de Dios'. Pero en donde no encontraran bienvenida debían sacudirse el polvo de los zapatos y su juramento sería peor que Sodoma.  Volvieron los discípulos jubilosos. Jesús les dijo: “Pero no se alegren de que los demonios se les someten. Alégrense más bien de que sus nombres están escritos en el cielo".

Muchas veces necesitamos recordar que todo lo bueno que tenemos y hacemos viene de Dios no de nosotros. Pero como los discípulos podemos alegrarnos que nuestros nombres están escritos en el cielo, otra vez a gracias a Dios.