XXXIII Domingo Ordinario

XXXIII Domingo Ordinario
Aleluya, aleluya.
Permanezcan en mí y yo en ustedes, dice el Señor;
el que permanece en mí da fruto abundante.

Aleluya, aleluya.                 Jn 15, 4. 5

En el evangelio de hoy, según San Mateo,  Jesús nos cuenta una parábola de un hombre que van en un viaje y deja encargados de sus bienes a tres servidores de confianza.  Cuando regresa de su viaje encuentra que dos han ganado más talentos y que uno solo lo escondió.

Dio nos da “talentos”.  Estos se demuestran en maestrías y capacidades que nos pueden hacer prósperos  y famosos.  Si solo los usamos para nuestro bien somos como el servidor que escondió el talento. Nuestros bienes y talentos son para nosotros y para compartir con otros. No te encuentres en la situación del servidor que no usa el talento.


¿Cuáles son tus talentos? ¿Cómo los usas? ¿Hay otro modo de usarlos? ¿Cómo te esta llamado Jesús a usarlos?

https://st-listas.20minutos.es/images/2012-03/322915/3458464_640px.jpg?1333164328

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XVI Domingo Ordinario

El Primer Domingo de Adviento