XXIX Domingo Ordinario

XXIX Domingo Ordinario

Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor.
Sincera es la palabra del Señor
y todas sus acciones son leales.
El ama la justicia y el derecho,
la tierra llena está de sus bondades.
Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor.   Salmo 32

En el Evangelio del próximo domingo, según san Marcos, encontramos a los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, pidiéndole a Jesús posiciones de poder cuando llegue a su reino. La semana pasada oímos Jesús explicarles a los discípulos que se hicieran como los niños para entrar al reino de Dios. Obviamente, los discípulos no escucharon o entendieron lo que Jesús les explico. Santiago y Juan no eran los únicos porque los otros discípulos también se enojaron con los dos, juzgándolos. Jesús dice que uno que servir y hasta estar preparado a dar su vida.

Este es el gran desafío que se nos presenta Jesús. Podemos buscar la grandeza, pero solo la gloria y la grandeza que se encuentran en Cristo. Llegamos a ser parte de ese Reino, pero se ve muy diferente al tipo de éxito que Santiago y Juan buscaban.  


¿Qué fue to primera reacción cuando leíste esta lectura? ¿Crees que los otros discípulos tenían razón en estar disgustados con Santiago y Juan? ¿Qué lección tomas de esta lectura? ¿Cómo cambiara to vida?

                                   https://albertosolana.wordpress.com/2014/07/02/9-boanerges-los-hijos-del-trueno/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XVI Domingo Ordinario

El Primer Domingo de Adviento