XXX Domingo Ordinario

XXX Domingo Ordinario

R. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.
Aun los mismos paganos con asombro decían:
"¡Grandes cosas ha hecho por ellos el Señor!"
Y estábamos alegres,
pues ha hecho grandes cosas por su pueblo el Señor.
R. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.                Salmo 125

El Evangelio del próximo domingo, según san Marcos, es muy simple y muy bonito. Bartimeo era ciego. Quizás podemos imaginarnos como era su vida. Yo siempre veo un hombre pobre, sentado por la orilla del camino, pidiendo dinero al que pase en el nombre de Dios. La gente lo pasa sin mirar pero el día que pasa Jesús la gente trata de callar a Bartimeo cuando lo dejan saber que es Él. Pero el ciego solo quiere una cosa: ver. Jesús habla con él en solo una frase: ¿Qué quieres de mí? Y Bartimeo también simplemente dice: ¡Maestro, que pueda ver! Y Jesús se lo cumple. Lo que atraía la atención es que Bartimeo sigue a Jesús después de su curación.


¿Cuántas veces le has pedido a Dios algo? ¿Y si te lo ha cumplido, que fue tu respuesta? 

             https://www.revistaecclesia.com/el-ciego-bartimeo-por-casimiro-lopez-llorente-obispo-de-segorbe-castellon/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XVI Domingo Ordinario

El Primer Domingo de Adviento