V Domingo de Pascua

 

V Domingo de Pascua





Bendito sea el Señor. Aleluya.
Le cumpliré mis promesas al Señor
delante de sus fieles.
Los pobres comerán hasta saciarse
y alabarán al Señor los que lo buscan:
su corazón ha de vivir para siempre.  
Bendito sea el Señor. Aleluya.                         Salmo 21

Santo Evangelio: Juan 15, 1-8

El Evangelio del domingo habla de la vid y las ramas: Dios es la vid y nosotros las ramas. Sabemos que la vid principal vive y las ramas viven gracias a la vid. A veces, es necesario podar esas ramas para que prospere más fruta. Las ramas separadas de la vid morirán y no darán fruto.

¿Cómo podemos ser mejores "ramas de la vid" para nuestro Señor?
¿Pasas tiempo con Dios en oración y leyendo Su palabra?
¿Buscas a otras personas que también estén procurando hacer la voluntad del Señor y apoyarse mutuamente?



imagen de: https://www.elevangeliodehoy.com/bosquejos-biblicos/3488-yo-soy-la-vid-verdadera

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

Toda la tierra ha visto al Salvador

XVI Domingo Ordinario