XXX Domingo Ordinario

 

                 XXX Domingo Ordinario





Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.
Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio,
creíamos soñar;
entonces no cesaba de reír nuestra boca
ni se cansaba entonces la lengua de cantar. 
Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.   
                                                                                                             Del Salmo 125

Santo Evangelio: Mc 10:46-52

Este milagro es maravillosamente rápido. El ciego, Bartimeo, oye que Jesús está cerca, lo llama. Jesús vuelve la llamada y la gente le dice que vaya hacia él. Cuando Bartimeo llega a Jesús, Jesús le pregunta qué quiere, la respuesta del ciego es simple y directa: quiero ver. Jesús cura con las palabras de que es la fe del hombre la que prepara el escenario para que suceda esta cura.

¿Tienes fe mientras frustraciones, pandemias, tragedias golpean tu vida? ¿Confías en que Dios tiene todo bajo su vigilancia? ¿Cómo puedes cultivar el don de la fe que se te ha dado para ti y para los demás?







Imagen de: https://centineladelafe.com/lectio-divina-de-marcos-1046-52/




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Toda la tierra ha visto al Salvador

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XVI Domingo Ordinario