II Domingo de Adviento

 

II Domingo de Adviento



Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.
Como cambian los ríos la suerte del desierto, 
Cambia también ahora nuestra suerte, Señor,
y entre gritos de júbilo
cosecharán aquellos que siembran con dolor.   
Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.  De Salmo 125

Santo Evangelio: Lc 3:1-6

"Entonces comenzó [Juan el Bautista] a recorrer toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro de las predicciones del profeta Isaías:

'Ha resonado una voz en el desierto:
Preparen el camino del Señor,
hagan rectos sus senderos.
Todo valle será rellenado,
toda montaña y colina, rebajada;
lo tortuoso se hará derecho,
los caminos ásperos serán allanados
y todos los hombres verán la salvación de Dios.' "

Cuando leemos o oímos esta lectura de san Lucas 3, esto es lo que vemos que está sucediendo: El Rey viene y ha enviado un heraldo para anunciar Su inminente llegada. El rey, por supuesto, es Jesucristo y el heraldo es Juan el Baptista.

¿Qué les está diciendo este heraldo? Dice que vino predicando un bautismo de arrepentimiento. Les está diciendo cómo limpiar su vida. Les está diciendo que el Rey viene y necesitan prepararse para Su venida.

¿Cómo te estas preparando para la venida de Jesús? Este tiempo de preparación incluye haciendo muchas cosas para nuestras familias, amigos y los que no tiene suficiente, ¿cómo piensas tomar tiempo para tu vida espiritual durante todo el caos? Necesitamos recordar que este tiempo de preparación debe incluir el significado de la fiesta: ¡Cristo ha venido y va venir otra vez! ¿Cómo puedes hacer esto real para tu familia, amigos o tus amigos de trabajo?


imagen de: https://schoenstattmiamiusa.org/2016/12/05/5502/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Toda la tierra ha visto al Salvador

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XVI Domingo Ordinario