Domingo de Ramos



Domingo de Ramos
Conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén: Procesión de las Palmas 

Cada año observamos “El Domingo de Ramos”, la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. La multitud de gente corta ramas de los árboles y las tienden (también sus mantos), gritando alabanzas, por el camino donde viene Jesús montado en un burro. Por eso en este día antes de la misa  celebramos con ramas cortadas y con canciones de “Hosanna.”
Más adelante en el evangelio leemos a través de la Pasión del Señor. Encontramos a la misa gente que unos días antes alababan a Jesús ahora están gritando, “¡Crucifícalo!”
Quizás nos estamos preguntando por qué ha cambiado la gente tan rápido de adorar a Jesús en un momento a luego grita que sea crucificado. Sería fácil juzgar a esa gente como volubles o infieles. Pero necesitamos examinar que Jesús no cumplió con las expectativas del pueblo para un Mesías. Ellos buscaban un Rey y Salvador que iba a derrotar a los romanos con violencia y sangre ahora. No esperaban que la sangre que los iba salvar fuera de Jesús crucificado para recibir la vida eterna

¿Qué espero de Jesús? ¿Hay veces que piensas que no se logran? ¿Cómo te sientes? ¿Estás dispuesto a recibir lo que Jesús te quiere dar?



Estaciones de la Cruz  para las intenciones de los que sufren de tráfico humano:

http://www.usccb.org/about/anti-trafficking-program/upload/STATIONS-in-SPANISH.pdf



                                    https://sites.google.com/site/traficohumanoencolombia/






Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XVI Domingo Ordinario

El Primer Domingo de Adviento