IV Domingo de Pascua

 

IV Domingo de Pascua




La piedra que desecharon los constructores 
es ahora la piedra angular. Aleluya.

Te damos gracias, Señor, porque es bueno,
porque tu misericordia es eterna.
Más vale refugiarse en el Señor
que poner en los hombres la confianza;
más vale refugiarse en el Señor
que buscar con los fuertes una alianza. 
La piedra que desecharon los constructores 
es ahora la piedra angular. Aleluya.    
            Salmo 117


Santo Evangelio: Jn 10, 11-18

En el Evangelio de hoy, Jesús se presenta como el Buen Pastor que ha venido "para que todos tengan vida y vida en abundancia" (Jn 10,10).
Jesus ha dado su vida por nosotros. 

¿Por quién darías tu vida? ¿Qué imagen tienes de un buen pastor? ¿Cómo se relaciona eso contigo hoy? ¿Cómo es Dios tu pastor?



imagen de: https://olmcatholic.org/2020/05/02/el-buen-pastor/



Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

Toda la tierra ha visto al Salvador

XVI Domingo Ordinario