miércoles, 14 de noviembre de 2018

XXXIII Domingo Ordinario

XXXIII Domingo Ordinario

Enséñanos, Señor, el camino de la vida.
Enséñame el camino de la vida,
sáciame de gozo en tu presencia
y de alegría perpetua junto a ti. 
Enséñanos, Señor, el camino de la vida.               Salmo 15

En el Evangelio del próximo domingo, según san Marcos, oímos lo que veremos buscar cuando el fin del mundo estar cerca. Quizás con las noticias de los fuegos, terremotos, derrumbes y matanzas creemos que el fin del mundo está cerca en hoy día. La verdad es que cada día puede ser nuestro último día en este mundo y necesitamos prepáranos para encontrarnos con Dios. 

Muchas veces nos confiamos que mañana habrá tiempo para cualquier cosa y todavía necesitamos hace esto o el otro, no tengo tiempo para ir a la iglesia o ayudar a mi vecino porque necesito trabajar u otra razón. Y uno puede tener buenas razones, al mismo tiempo, hacemos tiempo para las fiestas o salir de vacaciones sin problemas. En otras palabras, para hacer las cosas del momento que nos trae un momento de felicidad. No es decir que no debes hacer estas cosas sino reflejar que a veces el momento o recuerdo de estas cosas nos deja sintiendo que nos falta algo o más bien alguien. Este alguien es Dios que nos da Su paz y bendición.


¿Cuáles son tus esperanzas en tu vida? ¿Cómo las logras? En examinarlas, ¿Te quitan un tiempo exagerado de tu familia, amigos o relaciones con otros? ¿Quieres ser el más rico en el cementerio? ¿Dónde encuentras a la esperanza y fideicomiso cuando todo está en caos? ¿Qué crees que Dios te esta llamado a en esta lectura?

                                                  https://www.taringa.net

jueves, 8 de noviembre de 2018

XXXII Domingo Ordinario

XXXII Domingo Ordinario

El Señor siempre es fiel a su palabra.
A la viuda y al huérfano sustenta 
y trastorna los planes del inicuo. 
Reina el Señor eternamente,
reina tu Dios, oh Sión, reina por siglos. 
El Señor siempre es fiel a su palabra.                            Salmo 145

En el evangelio del próximo domingo, según san Marcos, oímos a Jesús amonestar a los escribas y viendo a la gente entrar al templo a dar limosna, les da una lección a sus discípulos. Notó que los ricos echaban muchas monedas de gran valor y que una viuda solo dos monedas de menor valor. No les costaba mucho a los ricos porque daban de su abundancia, pero la viuda dio de lo necesitaba para vivir. Jesús les asegura que la viuda ha dado más que los ricos porque dio de su necesidad y entraría al reino de Dios antes que los ricos.

Muchas veces nos encontramos muy generosos cuando tenemos mucho de algo. Sabemos cómo compartir con otros pero a veces nos encontramos evaluado si todos están recibiendo partes iguales. Sabemos que esto es justo, ¿verdad? Pero si mi hermana/o necesita más, ¿Por qué se lo niego? Igualdad y equidad no son lo mismo.


Busca hoy y en los días siguientes ejemplos de igualdad y equidad. Comparte con alguien lo que has visto, sentido o/y aprendió. ¿Hay algo que puedes hacer para remediar algunas injusticias? 

                                                                                                                JW.org

martes, 30 de octubre de 2018

XXXI Domingo Ordinario

(2) Yo te amo, Señor, tú eres mi fuerza.
Yo te amo, Señor, tú eres mi fuerza,
El Dios que me protege y me libera.
Yo te amo, Señor, tú eres mi fuerza.          Salmo 17

En el Evangelio del próximo domingo, según san Marcos encontramos a otro escriba preguntándole a Jesús cual es el mandamiento más importante. Jesús contesta con la respuesta tradicional: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor; amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas y sigue con:  Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay un mandamiento más importante que este. El escriba abala a Jesús por Su respuesta y Jesús le dice que no está lejos del Reino.

¿Qué pasa por tu mente después de leer este Evangelio? ¿Cómo te sientes? Jesús une a los dos mandamientos como uno, ¿Por qué? Al reflexionar, ¿Cuál es el mandamiento más importante en tu vida ahora mismo?

                                                      http://thinktheology.org/2017/03/01/


martes, 23 de octubre de 2018

XXX Domingo Ordinario

XXX Domingo Ordinario

R. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.
Aun los mismos paganos con asombro decían:
"¡Grandes cosas ha hecho por ellos el Señor!"
Y estábamos alegres,
pues ha hecho grandes cosas por su pueblo el Señor.
R. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.                Salmo 125

El Evangelio del próximo domingo, según san Marcos, es muy simple y muy bonito. Bartimeo era ciego. Quizás podemos imaginarnos como era su vida. Yo siempre veo un hombre pobre, sentado por la orilla del camino, pidiendo dinero al que pase en el nombre de Dios. La gente lo pasa sin mirar pero el día que pasa Jesús la gente trata de callar a Bartimeo cuando lo dejan saber que es Él. Pero el ciego solo quiere una cosa: ver. Jesús habla con él en solo una frase: ¿Qué quieres de mí? Y Bartimeo también simplemente dice: ¡Maestro, que pueda ver! Y Jesús se lo cumple. Lo que atraía la atención es que Bartimeo sigue a Jesús después de su curación.


¿Cuántas veces le has pedido a Dios algo? ¿Y si te lo ha cumplido, que fue tu respuesta? 

             https://www.revistaecclesia.com/el-ciego-bartimeo-por-casimiro-lopez-llorente-obispo-de-segorbe-castellon/

lunes, 15 de octubre de 2018

XXIX Domingo Ordinario

XXIX Domingo Ordinario

Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor.
Sincera es la palabra del Señor
y todas sus acciones son leales.
El ama la justicia y el derecho,
la tierra llena está de sus bondades.
Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor.   Salmo 32

En el Evangelio del próximo domingo, según san Marcos, encontramos a los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, pidiéndole a Jesús posiciones de poder cuando llegue a su reino. La semana pasada oímos Jesús explicarles a los discípulos que se hicieran como los niños para entrar al reino de Dios. Obviamente, los discípulos no escucharon o entendieron lo que Jesús les explico. Santiago y Juan no eran los únicos porque los otros discípulos también se enojaron con los dos, juzgándolos. Jesús dice que uno que servir y hasta estar preparado a dar su vida.

Este es el gran desafío que se nos presenta Jesús. Podemos buscar la grandeza, pero solo la gloria y la grandeza que se encuentran en Cristo. Llegamos a ser parte de ese Reino, pero se ve muy diferente al tipo de éxito que Santiago y Juan buscaban.  


¿Qué fue to primera reacción cuando leíste esta lectura? ¿Crees que los otros discípulos tenían razón en estar disgustados con Santiago y Juan? ¿Qué lección tomas de esta lectura? ¿Cómo cambiara to vida?

                                   https://albertosolana.wordpress.com/2014/07/02/9-boanerges-los-hijos-del-trueno/

martes, 9 de octubre de 2018

XXVIII Domingo ordinario

XXVIII Domingo ordinario

Sácianos, Señor, de tu misericordia.
Haz, Señor, que tus siervos y sus hijos
puedan mirar tus obras y tu gloria.
Que el Señor bondadoso nos ayude
y dé prosperidad a nuestras obras.
Sácianos, Señor, de tu misericordia.          Salmo 89

En el evangelio del próximo domingo, san Marcos nos cuenta la historia del hombre rico que viene a Jesús a preguntarle como podía obtener la vida eterna. Jesús le responde que tiene que vivir los mandamientos. El hombre le responde que siempre los ha vivido. Luego Jesús lo ve con amor y le dice que tiene que vender todo y seguirlo. El hombre se va de Jesús, triste.

En el tiempo de Jesús, una de las creencias era que uno podía ganar la vida eterna con lo que uno hiciera, en mantener la ley y tradiciones. El problema con la riqueza es que nos puede quitar la vista de lo que es importante, una relación con Dios y tener confianza en Su bondad. La riqueza del hombre no era tanto el problema, sino que quería tomar posesión de la vida eterna como había tomado posesión de su riqueza. La tristeza del hombre viene en que no puede hacer lo que Jesús le pide.

¿Cómo vez a la riqueza en general? ¿Qué control tienen las cosas en tu vida? ¿Qué control tienen tus relaciones con otros en tu vida?


¿Qué seria tu respuesta a Jesús?

                                                      https://www.youtube.com/watch?v=q6RNMwXiOKw

martes, 2 de octubre de 2018

XXVII Domingo ordinario

XXVII Domingo ordinario

(cf. 5) Dichoso el que teme al Señor.
Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos:
Comerá del fruto de su trabajo,
será dichoso, le irá bien. 
Dichoso el que teme al Señor.    Salmo 127

En el Evangelio del próximo domingo, san Marcos nos cuenta cuando los fariseos se acercaron para discutir el divorcio.  Ellos sabían lo que Moisés habían dicho, pero quería poner a Jesús a prueba. Jesús les contesta que lo que Dio une, que no lo separe el hombre. Los discípulos después en casa, siguen con la pregunta y Jesús es muy claro en decir que si alguien se divorcia de su esposo o esposa y se casa con otro u otra cometen adulterio contra él o la primera.
La secunda parte de esta lectura encontramos a la gente trayendo los niños a Jesús y los discípulos tratando de impedirlos. Jesús se disgusta y les dice que los dejen acercarse porque el reino de Dios es de los que son como ellos.


¿Cómo te sientes cuando lees las palabras de Jesús sobre el divorcio? ¿Cuáles son las actitudes sobre el divorcio en nuestra cultura hoy? ¿Cuándo debe de sobresalir la compasión y comprensión sobre la ley, siempre o nunca? ¿Por qué no quieren los discípulos dejar a los niños acercar a Jesús? ¿Cómo son los niños como el Reino de Dios? ¿Qué nos dice esto del Reino de Dios?

                          http://sigoalmaestro.blogspot.com/2012/09/jesus-y-los-ninos.html

XXXIII Domingo Ordinario

XXXIII Domingo Ordinario Enséñanos, Señor, el camino de la vida. Enséñame el camino de la vida, sáciame de gozo en tu presencia y de...