sábado, 24 de febrero de 2018

II Domingo de Cuaresma


II Domingo de Cuaresma
Honor y gloria a ti, Señor Jesús.
En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre, que decía:
"Éste es mi Hijo amado; escúchenlo".

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.                                   Cf Mc 9,7

En el evangelio de hoy, según san Marcos, oímos el cuento de la transfiguración de Jesús antes los discípulos Pedro, Santiago y Juan. Aparecen Elías y Moisés a conversar con Jesús. Pedro quiere construir tres carpas para Jesús, Elías y Moisés. Luego oyen la voz de Dios diciendo: “Este es mi Hijo amado; escúchenlo”.

¿Por qué quiere hacer Pedro tres carpas? ¿Qué significa la apariencia de Elías y Moisés? ¿Cómo respondes cuando oyes la voz de Dios en las escrituras, tu familia o amigos?

Durante esta Cuaresma, trata de estar dispuesto a escuchar la voz de Dio en los que te rodean y actuar.


                               http://perucatolico.com/que-significa-este-tiempo-de-cuaresma/

sábado, 17 de febrero de 2018

I Domingo de Cuaresma


I Domingo de Cuaresma
Honor y gloria a ti, Señor Jesús.
No sólo de pan vive el hombre,
sino también de toda palabra
que sale de la boca de Dios.

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.             
Mt 4, 4

Hoy en el evangelio, según san Marcos, encontramos a Jesús retirándose al desierto, donde sufre tentaciones por Satanás. También, el comienzo de la vida pública de Jesús cuando Juan el Bautista esta arrestado. Jesús predica el arrepentimiento y la necesidad de creer en el Evangelio.

¿Qué haces para resistir las tentaciones de hacer mal? ¿Hay algo que puedes hacer para acercarte más a Jesús?

La Cuaresma nos da la oportunidad de revisar nuestra alma y hacer resoluciones de cambiar. Dejamos los hábitos malos caer al suelo y nos ponemos los mantos de buenas obras hechas en el nombre de Jesús. Y así  podemos crecer en nuestra relación con Dios en hoy día y para el resto de nuestras vidas.

                                         http://www.villava.fesd.es/content/mi%C3%A9rcoles-ceniza-cuaresma-0

martes, 13 de febrero de 2018

Miércoles de Ceniza


Miércoles de Ceniza

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.
Hagámosle caso al Señor, que nos dice:
"No endurezcan su corazón".

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.                       
Cfr Sal 94, 8

El evangelio de hoy, según san Mateo, nos da instrucción claras en cómo debemos comportarnos esta Cuaresma. Nuestras obras buenas deben de ser hechas con intenciones puras y para solo que Dios nos vea.
¿Hay veces donde haces cosas buenas para que la gente diga que eras muy humilde, bueno o generoso? ¿Cómo puedes vivir esta Cuaresma en la presencia de Dios?



            http://elcatolicismo.com.co/es/noticias/10807-conocemos-el-significado-real-del-miercoles-de-ceniza.html

sábado, 10 de febrero de 2018

VI Domingo Ordinario

VI Domingo Ordinario
 Aleluya, aleluya.
Un gran profeta ha surgido entre nosotros.
Dios ha visitado a su pueblo.

 Aleluya, aleluya.          Lc 7, 16

“En aquel tiempo, se le acercó a Jesús un leproso para suplicarle de rodillas: "Si tú quieres, puedes curarme". Jesús se compadeció de él, y extendiendo la mano, lo tocó y le dijo: "¡Sí quiero: Sana!" Inmediatamente se le quitó la lepra y quedó limpio.”

Este versículo del evangelio según san Marco es un ejemplo de la gran misericordia de nuestro Dios hecho por su Hijo. El leproso hace su suplicación: “Si tú quieres, puedes curarme.” Solo en este evangelio encontramos palabras que hablan de los sentimientos de Jesús, en esta ocasión y con el joven rico. Jesús lo ve con compasión y tocándolo, dice: “¡Si quiero: Sana!” El dialogo entre el leproso y Jesús es tan íntimo que nos podemos encontrar con lágrimas en los ojos. El leproso reconoce el poder de Jesús y tiene la fe que Jesús puede curarlo. Jesús responde con caridad en  palabra y acción.

¿Tienes la fe que muestra el leproso? ¿Cómo reaccionarás si fueras el leproso? Reflexión hoy en la gran misericordia de Dios en tu vida en las cosas diarias.

http://fatherbroom.com/wp-content/media/jpg/leper_clean.jpg



sábado, 3 de febrero de 2018

V Domingo Ordinario

V Domingo Ordinario
R. Aleluya, aleluya.
Cristo hizo suyas nuestras debilidades
y cargó con nuestros dolores.

R. Aleluya.                
Mt 8, 17


En el evangelio de hoy, según san Marcos, hay muchas cosas en que podemos reflexionar. La primera es cuando Jesús curo a la suegra de Simón de su fiebre. Se acercó Jesús y tomándola de la mano, la levantó. Jesús  la toma de la mano, no dice nada, según el evangelio, y la levanta. La fiebre se quita y ella comienza a servirles.

¿Cuántas veces se levantó tu mamá a cuidarte cuando estabas enfermo/a? ¿Cuántas veces has visto a otras personas ponerse de pie para servir a otros?

Luego en el día, nos cuenta san Marcos, encontramos a Jesús curando los enfermos y expulsando demonios. No dejo a los demonios hablar porque sabían quién era.

¿Crees que Dios te puede sanar de cualquiera enfermedad o expulsar tus demonios? ¿Cómo muestras esta fe a otros?

Por la madrugada, Jesús se levanta, sale de donde se quedó por la noche, y encuentra un lugar solitario para orar. Simón y los otros lo buscan: “Todos te andan buscando.”

¿Hay tiempos cuando buscas un lugar solitario para orar? ¿Por la mañana, la tarde o la noche? ¿Por qué crees que Jesús salió a orar solo? 

                                                             https://www.pinterest.es/pin/481674122628562435/

XXXIII Domingo Ordinario

XXXIII Domingo Ordinario Enséñanos, Señor, el camino de la vida. Enséñame el camino de la vida, sáciame de gozo en tu presencia y de...