sábado, 28 de julio de 2018

XVII Domingo Ordinario

XVII Domingo Ordinario

Bendeciré al Señor eternamente.
Siempre es justo el Señor en sus designios
y están llenas de amor todas sus obras. 
No está lejos de aquellos que lo buscan; 
muy cerca está el Señor de quien lo invoca. 
Bendeciré al Señor eternamente.   Salmo 144
 
En el evangelio de hoy, según san Juan, nos encontramos en un monte donde Jesús se retiró con sus discípulos pero la gente lo siguen. Cuando Jesús los ve, muchos en números, pregunta a sus discípulos, como van a darles de comer. Felipe dice que ni con doscientos denarios pueden comprar suficiente pan para darles de comer. Luego Andrés nota que hay un joven presente que ofrece sus pescados y pan para darles de comer, pero al mismo tiempo diciendo que ni con esto se puede dar de comer a tanta gente.
Jesús les dirige que les digan a la gente que se siente. Tomando el pan, da gracias y lo bendice. Hace lo mismo con los pescados. Se reparte entre todos y todos quedan saciaros. Luego Jesus mando que recogieran los pedazos sobrantes. Los sobrantes llenaron 12 canastos.

Al ver esto la gente aclaman a Jesús como profeta  y quiere llevárselo para proclamarlo rey.
Jesús usa pan, algo ordinario, para hacer un milagro en dándole a comer a cinco mil. Los discípulos son escépticos en cómo van a darles de comer a tantos. Teniendo confianza en la palabra de Dios todos comen. La preocupación se interpone en el camino, creando una barrera y reduciendo nuestra capacidad de actuar con fe.

¿Crees que Jesús te dará todo lo que necesitas?

Al fin de esta lectura, la gente lo quiere hace rey.


¿Cuántas veces viene la gente detrás de Jesús por sus señales? ¿Qué crees que esperan de Jesús? ¿Cómo crees que se siente Jesús? ¿Por qué crees que se retira al monte otra vez? 
             https://jesuswll.wordpress.com/2016/08/01/jesus-feeds-the-five-thousand-mt/

sábado, 21 de julio de 2018

XVI Domingo Ordinario


XVI Domingo Ordinario

El Señor es mi pastor, nada me faltará.
Por ser un Dios fiel a sus promesas, 
me guía por el sendero recto;
así, aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me dan seguridad. 
El Señor es mi pastor, nada me faltará. Salmo 23
 
La lectura de hoy, según san Marcos, es continuación del domingo pasado. Los apóstoles vuelve, creo muy entusiasmados  sobre todo lo que habían hecho y ensenado. Jesús les dice que vengan con Él a un lugar solitario para descansar un poco. Había tanta gente que no los dejaban ni comer. La gente vieron que iba por barca y trataron de adelantarse a ese lugar. Jesús sintió por ellos y se puso a enseñarles.

Imagínate ser un apóstol, ¿Cómo te sintieras al volver de esta misión? ¿Por qué crees que Jesús quiso tomarlos a un lugar solitario? Imagínate ser una persona que los sigue, ¿Por qué los sigues? ¿Qué esperas de ellos?
¿Qué esperas de Dios?

                                 https://domingocosenza.wordpress.com

sábado, 14 de julio de 2018

XV Domingo Ordinario

XV Domingo Ordinario

Muéstranos, Señor, tu misericordia.
Cuando el Señor nos muestre su bondad,
nuestra tierra producirá su fruto.
La justicia le abrirá camino al Señor
e irá siguiendo sus pisadas. 
Muéstranos, Señor, tu misericordia. Salmo 84



En el evangelio de hoy, según san Marcos, encontramos a Jesús mandando a sus discípulos a proclamar el reino de Dios a otros. Deben ir en parejas y solo llevar sus sandalias y un palo para caminar- sin comida, otra ropa o dinero. Van y curan a los enfermos y expulsaron muchos demonios.

¿Cómo crees que los doce se sintieron cuando Jesús les dio su mando? ¿Hay tiempos donde dudas en lo que Dios te manda a hacer? ¿Cómo te has sentido cuando te has encontrado en un lugar desconocido? Reflexiona en como los doce obedecieron a Jesús y que pasa. ¿Cómo respondes a la llamada de Dios?
                                                https://ordinariateexpats.wordpress.com

sábado, 7 de julio de 2018

XIV Domingo Ordinario


XIV Domingo Ordinario

Ten piedad de nosotros, ten piedad.
En ti, Señor, que habitas en lo alto, fijos los ojos tengo, como fijan sus ojos
en la manos de su señor, los siervos.
Ten piedad de nosotros, ten piedad        Psalmo 128

En el evangelio de hoy, según san Marcos, oímos la gente de su propio pueblo rechazar a Jesús por sus enseñanzas. Y por eso no pudo hacer los milagros que había hecho en otros pueblos. Usan frases como “hijo de María” que es un comentario despectivo refiriéndose a la pregunta de quién era el padre de Jesús. Y también como su “padre” era carpintero y no escriba u hombre de la clase de religiosos como podía representarse como uno. Estaban asombrados y sin fe en Jesús, un hijo del pueblo. Conocían su familia, cuando era jóvenes jugaban con Jesús, trabajaban a su lado y asistían a la sinagoga con Él. Pero esta muestra de sabiduría y conocimiento era demasiado para ellos y lo rechazan.

Es muy triste ser rechazado por los que te deben conocer mejor pero hay tiempos  donde nos hemos encontrado en una situación similar como la de Jesús. Nuestras experiencias en el trabajo, nuestra educación o nuestra vida a veces no cuentan en los ojos de otros. Jesús estaba sorprendido en la falta de fe.

¿Hay tiempos donde la falta de fe de otros en tus habilidades o talentos, han sido la causa de no poder hacer todo lo posible para otros? ¿Cómo crees que se sintió Jesús? ¿Es difícil respetar a un pariente, hermano/a o amigo cuando hablan de Dios? ¿Por qué? ¿Qué necesitas hacer para ver la cara de Dios en otros?

       http://sangarciaabad-alg.blogspot.com/2013/02/nadie-es-profeta-en-su-tierra-evangelio.html


XXXIII Domingo Ordinario

XXXIII Domingo Ordinario Enséñanos, Señor, el camino de la vida. Enséñame el camino de la vida, sáciame de gozo en tu presencia y de...