lunes, 11 de febrero de 2019

VI Domingo Ordinario

VI Domingo Ordinario

Dichoso el hombre que confía en el Señor.
Dichoso aquel que no se guía
por mundanos criterios,
que no anda en malos pasos
ni se burla del bueno,
que ama la ley de Dios 
y se goza en cumplir sus mandamientos. 
Dichoso el hombre que confía en el Señor.  Salmo 1

En el Santo Evangelio del próximo domingo, según san Lucas, Jesús habla de las bendiciones y las aflicciones que encontramos cuando vivimos en un cierto modo en este mundo. En el tiempo de Jesús, la gente tenía la creencia que uno que tenía una buena vida (dinero, casa, esposa e hijos…) era porque esa persona no era “pecador” y los enfermos, sin casa o hijos era un “gran pecador”. Con sus palabras, Jesús les informaa los discipulos y la gente que aquellos que tienen todo lo que necesitan en este mundo no lo tendrán en el próximo. Como vivimos en este mundo afecta como viviremos en la otra vida con Dios.


 ¿Qué crees que quiso decir Jesús cuando hablaba sobre bendiciones y aflicciones? ¿Qué significa esto para tu vida?¿Cómo afecta la palabra de Jesús a tu vida diaria?


                                https://www.primeroscristianos.com/las-bienaventuranzas-retrato-cristo-del-cristiano/

miércoles, 6 de febrero de 2019

V Domingo Ordinario

V Domingo Ordinario

Cuando te invocamos, Señor, nos escuchaste.
Señor, te damos gracias
por tu lealtad y tu amor: 
siempre que te invocamos nos oíste
y nos llenaste de valor.  
Cuando te invocamos, Señor, nos escuchaste.                    Salmo 137


En la lectura del Santo Evangelio según san Lucas para el próximo domingo, oímos la primera llamada de los discípulos. Es notable que esta llamada es muy diferente de las que se encuentran en los Evangelios de san Marcos y San Mateo y es una combinación de los pasajes que se encuentran en los Evangelios de san Marcos y San Juan. El uso de Jesús del barco de san Pedro para mejor poder enseñar tiene significado porque simboliza la comunidad de la iglesia dándonos un vistazo de lo que viene en el futuro con Pedro y la iglesia.

Luego al pedirle a Pedro que salga más afuera con el barco y eche sus redes, Pedro contesta con palabras de un pescador que sabe mejor: “Ya las hemos echado y no hemos pescado nada; pero las echaremos otra vez.” ¡Y cogieron una cantidad de pescados! Pedro se siente humillado por esto y le pide a Jesús que lo deje porque es un hombre pecador. Jesús le dice que no tema porque será un pescador de hombres.


¿Por qué dejan todo para seguir a Jesús? ¿Cómo piensas que los otros discípulos se sintieron? ¿Cómo vas a seguir a Jesús hoy?

                                          https://www.pinterest.com/estellagonzales/jesus-on-the-mount/

VI Domingo Ordinario

VI Domingo Ordinario Dichoso el hombre que confía en el Señor. Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en m...