lunes, 24 de junio de 2019

XIII Domingo Ordinario: El Compromiso de seguir a Jesús



XIII Domingo Ordinario

Aleluya, aleluya.
Habla, Señor, que tu siervo te escucha.
Tú tienes palabras de vida eterna.

Aleluya, aleluya.
                  1 Sam 3, 9; Jn 6, 68
                               

Aunque Jesús sabe que su vida corre peligro, no lo duda y viaja a Jerusalén, porque su misión es anunciar la Palabra de Dios. Pero cuando llega allí lo rechazan. También en esta lectura vemos que hay personas que quieren seguirle, pero anteponen otras cosas, ellos no caen en la cuenta de que seguir a Jesús es ir con la sencillez que Él iba, tampoco nosotros. Vivimos en la comodidad y nos cuesta trabajo renunciar a ella, también significa dejar muchas de las cosas que nos atan y condicionan.

¿Estamos dispuestos a dejar estas cosas atrás para seguir a Jesús? ¿Quizás, deberíamos preguntarnos si cuando pensamos en Jesús se remueve algo en nuestro interior? ¿Si estamos dispuestos a mirar hacia los demás en lugar de mirarnos sólo a nosotros mismos?
              https://iglesiabautistapilar.com/2017/03/21/el-compromiso-de-seguir-a-jesus-tiene-condiciones-lucas-957-62/

lunes, 17 de junio de 2019

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo



Tú eres sacerdote para siempre. 
Esto ha dicho el Señor a mi Señor:
"Siéntate a mi derecha;
yo haré de tus contrarios el estrado
donde pongas los pies". 
Tú eres sacerdote para siempre.                  Salmo 109


Este domingo próximo celebramos la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Del altar a nuestra vida diaria necesitamos transformarnos a gente nueva, a dar ser la Eucaristía viva. Esta misión de convertir toda nuestra vida en Eucaristía viva, se nos da expresamente en el envío de la Misa. Allí Cristo nos envía a transformarnos, a nosotros mismos en reflejos y testigos suyos. Allí nos envía también a transformar el mundo que nos rodea. Quiere que, a través de nuestro trabajo, nuestro esfuerzo diario convertimos en un mundo nuevo, un mundo que sea más humano y que sea más de Dios. Quiere que, en la fuerza transformadora de la Eucaristía, construyamos una nueva sociedad, forjemos una Nación de Dios. 


¿Cómo puedes alinearte mejor con la misión de Dios que te ha encargado? ¿Cómo te ayuda recibir la Eucaristía para vivir una vida basada en Dios?

                                      https://www.pinterest.com/pin/528258231268972203/

lunes, 10 de junio de 2019

Solemnidad de la Santísima Trinidad


Solemnidad de la Santísima Trinidad

¡Qué admirable, Señor, es tu poder!
Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos,
la luna y las estrellas, que has creado, me pregunto:
¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes,
ese pobre ser humano, para que de él te preocupes? 
 ¡Qué admirable, Señor, es tu poder!                                  Salmo 8

Este domingo próximo se ha reservado para reflexionar sobre la Trinidad, tal vez podemos decir que es una de las doctrinas más importantes de la Iglesia Cristiana. Dios en tres personas. Padre, Hijo y Espíritu Santo. Mucha gente se frustra porque no entiende la Trinidad, porque no entiende a Dios como tres en uno y uno en tres. En realidad, es una materia de fe.
Lo siguiente es sobre lo que se cuenta de san Agustín:
«Estaba Agustín paseando por la playa pensando sobre el Misterio de la Santísima Trinidad; ¿cómo era eso que: El Padre es El Hijo, El Hijo es El Padre, EL Padre y El Hijo son El Espíritu Santo, y que El Espíritu Santo es el Padre y El Hijo, etc.
Por supuesto que su cerebro mortal no concebía la idea, más bien, se enredaba cada vez más. En eso vio a un niño que estaba, con una pequeña conchita, sacando el agua del mar y echándola en un pocito en la arena.
¿Qué haces niño? – preguntó Agustín.
¿No lo ves?, estoy sacando toda el agua del mar para vaciarla en este pocito – dijo el niño.
Pero… ¿no te das cuenta que eso es imposible? – replicó Agustín.
Agustín – le dijo el niño – es mucho más fácil que yo logre hacer esto, que tú comprendas el Misterio de la Santísima Trinidad.
»
Tenemos varios ejemplos de cómo comparar la Trinidad:
Una ilustración popular y simple de la Trinidad es el huevo. Un huevo de gallina consiste en una cáscara, una yema de huevo y una clara de huevo, pero en conjunto es un huevo. Las tres partes crean un todo unificado. El inconveniente de esta ilustración, y otros similares, es que Dios no se puede dividir en "partes". El Padre, el Hijo y el Espíritu son uno en esencia, pero no se puede decir lo mismo de la cáscara, la yema y el blanco de un huevo.

Una ilustración similar usa la manzana: la piel, la carne y las semillas de la fruta comprenden la manzana, así como el Padre, el Hijo y el Espíritu comprenden a Dios. Esta ilustración tiene la misma debilidad que la ilustración del huevo, es decir, las partes de la manzana, consideradas independientemente, no son la manzana. En contraste, cada Persona de la Trinidad, tomada independientemente, sigue siendo Dios.
Y muy popular es la ilustración de san Patricio: El Trébol. Las tres hojas, dijo san Patricio, aún son una planta, al igual que las tres Personas de la Trinidad son un solo Dios.
No tenemos las palabras ni el conocimiento completo para comprender en total la Trinidad, pero si sabes que un Dios infinito no puede ser completamente delineado en una ilustración finita.
¿Qué crees tú de la Santísima Trinidad? ¿Por qué es importante esta doctrina?
                                         http://bottegadivina.com/dios-santisima-trinidad/

lunes, 3 de junio de 2019

Domingo de Pentecostés


Domingo de Pentecostés

Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra
Bendice, alma mía, al Señor:
¡Dios mío, qué grande eres!
Cuántas son tus obras, Señor;
la tierra está llena de tus criaturas.
Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra

Jesús les volvió a decir: «¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envío a mí, así los envío yo también.» Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Reciban el Espíritu Santo: a quienes descarguen de sus pecados, serán liberados, y a quienes se los retengan, les serán retenidos.»

Este domingo próximo se celebra el Pentecostés, la venida del Espíritu Santo a los discípulos y el cargo de perdonar o retener pecados. A cada uno se le da el Espíritu Santo para el bien común. Compartir las experiencias con el Espíritu Santo es parte del cargo también. El mismo Espíritu que fortalecía a Jesús, que bajo sobre Él cuando se bautizó, está con nosotros. Lo recibimos en todos los sacramentos, en especial en el Bautismo porque nos hace ser Hijos de Dios, y en la confirmación, porque recibimos la plenitud del Espíritu siendo conscientes nosotros mismo de querer llevar una vida vinculada con la fe.

¿Cómo crees que se sintieron los discípulos? ¿Hay tiempos cuando hace sentido el Espíritu Santo trabajando en tu vida? ¿Cómo has respondido? ¿Cómo has compartido la experiencia?




                           https://catholic-link.com/imagenes/oracion-espiritu-santo-san-agustin/

XX Domingo Ordinario: ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?

XX Domingo Ordinario: ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia? Aleluya, aleluya. Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; ...