viernes, 18 de octubre de 2019

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?


XXIX Domingo ordinario

Aleluya, aleluya.
La palabra de Dios es viva y eficaz
y descubre los pensamientos
e intenciones del corazón.

Aleluya, aleluya.                             
Heb 4, 12


 Esta parábola sobre la viuda y el juez injusto es refer para ilustrar que debemos ser perseverantes en la oración cuando le pedimos algo a Dios y no lo hemos recibido.

Cuando Jesús venga ¿te encontrara con fe? ¿Cómo demuestras tu fe en Dios?




http://conferenciasypredicas.over-blog.com/article-el-juez-injusto-y-la-viuda-73857656.html




martes, 8 de octubre de 2019

El Agradacimiento y La Fe


XXVIII Domingo ordinario

El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.
Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
Su diestra y su santo brazo
le han dado la victoria.
El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.           de Salmo 97



En el Evangelio del domingo próximo, san Lucas nos cuenta de Jesús curando a diez leprosos. Los leprosos se acercan a Jesús solo la distancia permitida por la ley. Ellos le piden misericordia a Jesús y que sean curados. Jesús los manda a los oficiales. Ellos van confiando en Su palabra.  Uno, el samaritano, se da cuenta que está curado y vuelve con Jesús a darle gracias, demostrando su alegría, su gozo, y alabo al Señor Jesús porque su vida se había cambiado en un instante.

¿Cuántos de nosotros, nos volvemos para dar gracias a Dios por su misericordia, por su amor incondicional, por contestar nuestras oraciones?  Estamos continuamente pidiendo, no nos cansamos, pero agradecer siempre se nos olvida. Toma tiempo a pensar sobre lo que le has pedido a Dios y cuantas veces te haya contestado y no te diste cuenta. Esta semana debemos tomar tiempo de darle gracias al Señor por todo lo que nos da y nos ha dado.

https://ccyeshuaenespanol.wordpress.com/2018/02/12/la-historia-de-los-diez-leprosos-lucas-1711-19/

miércoles, 2 de octubre de 2019

¿He hecho lo que tenía que hacer?


XXVII Domingo ordinario

Señor, que no seamos sordos a tu voz.
Vengan, y puestos de rodillas,
adoremos y bendigamos al Señor, que nos hizo,
pues él es nuestro Dios y nosotros, su pueblo;
él es nuestro pastor y nosotros, sus ovejas.

Señor, que no seamos sordos a tu voz.                 Salmo 94


Lc 17, 5-10
“En aquel tiempo, los apóstoles dijeron al Señor: "Auméntanos la fe". El Señor les contestó: "Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decir a ese árbol frondoso: 'Arráncate de raíz y plántate en el mar', y los obedecería.”


¿Es la fe el principio que realmente orienta tu vida? ¿Soy verdaderamente una persona «de fe»?
¿He hecho lo que tenía que hacer? ¿Soy humilde y sincero/a de corazón, o necesito continuamente estar recibiendo alabanzas o gratitud de los demás?
¿Creo realmente en los milagros

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XXIX Domingo ordinario Aleluya, aleluya. La palabra de Dios es viva y eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazón....