Sunday, April 17, 2016

El Cuarto Domingo de Pascua

El Cuarto Domingo de Pascua

En aquel tiempo, Jesús les dijo a los judíos: “Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y Él es superior a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. El Padre e yo somos uno”. (Jn 10, 27-30)


Jesús describe sus ovejas como aquellos que oyen su voz, lo reconocen y le siguen. ¿Cómo se compara esta descripción con tu relación con Dios?


No comments:

Post a Comment