Saturday, July 23, 2016

XVII Domingo Ordinario

XVII Domingo Ordinario


Del Salmo Responsorial  (Salmo 137, 1-2a. 2bc-3. 6-7ab. 7c-8)

Te damos gracias de todo corazón. De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo. Te damos gracias de todo corazón.

Este domingo enfocaré en la primera lectura de Génesis.  El Señor le dice a Abraham que va a destruir a las ciudades de Sodoma y Gomorra por sus pecados graves. Antes de hacer esto, va a bajar del cielo y ver si los hechos de esta gente corresponden a lo que ha oído. Abraham le pregunta a Dios si encontraría 50 personas buenas, ¿destruyera las ciudades? Dios responde que no. Sique Abraham ¿45 personas buenas? No, responde Dios. Otra vez, Abraham ¿40 personas buenas? No. ¿30? No. ¿20? No ¿10? “Por esos diez, no destruiré la ciudad.”

Muchas veces el enfoque de la destrucción de Sodoma y Gomorra es sobre los pecados de las ciudades: ¿Cuáles fueron? A veces pienso que queremos saber para poder  justificarnos enfrente de Dios que somos mejores que los de Sodoma y Gomorra.

Pero al estudiar la que pasa entre Abraham y Dios vemos una amistad fuerte donde hay lugar para conversar sobre cosas serias y pedir grandes favores. Abraham muestra una gran compasión para las ciudades en pedirle a Dios que buscara a personas buenas más a menos (50 a 10). Siempre disculpándose a Dios, aunque Dios no lo reprima ninguna vez.

¿Cuántas veces estamos listos a “destruir” a alguien que nos ha hecho un mal? ¿Cuántas veces hemos pedido misericordia para otros, quizás sabiendo muy bien que en un “mundo perfecto” no lo merecen?

Hoy es el tiempo y el día para extender la mano a uno y otro en misericordia. No es fácil pero tampoco no es imposible.


                                             el imagen es de https://oicvva.wordpress.com/2016/01/10/dios-es-misericordia/

No comments:

Post a Comment