Saturday, August 20, 2016

XXI Domingo Ordinario


XXI Domingo Ordinario
 
Aleluya, aleluya. Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor. Aleluya, Aleluya.

En el evangelio según San Lucas oímos un rechazo de Jesús a los que dicen que han comido y bebido con Él. Dice que no los conoce. ¿De quién crees que habla Jesús? Por supuesto los hipócritas. Hay gente que dice: “Si, si” pero no hace nada de lo que Dios manda. ¿Quiénes son los justos? Los que oyen la palabra de Dios y cumplen con esta palabra.

 Jesús responde a una pregunta de alguien que si es verdad que pocos se salvan. Su repuesta es que necesitamos poner mucho esfuerzo en vivir una vida buena porque la entrada a la puerta es angosta. Aprendiendo y haciendo las obras espirituales y corporales de misericordia son modos de poner esfuerzo en vivir una vida buena.


OBRAS CORPORALES DE MISERICORDIA
1. Dar de comer al hambriento
2. Dar de beber al sediento
3. Dar posada al necesitado
4. Vestir al desnudo
5. Visitar al enfermo
6. Socorrer a los presos
7. Enterrar a los muertos


OBRAS ESPIRITUALES DE MISERICORDIA
1. Enseñar al que no sabe
2. Dar buen consejo al que lo necesita
3. Corregir al que está en error
4. Perdonar las injurias
5. Consolar al triste
6. Sufrir con paciencia los defectos
    de los demás
7. Rogar a Dios por vivos y difuntos

No comments:

Post a Comment