Saturday, December 3, 2016

II Domingo de Adviento

II Domingo de Adviento

 Aleluya, aleluya
Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos,
y todos los hombres verán al Salvador.  
Aleluya, aleluya.                                        Lc 3, 4. 6

El bautismo de Juan es un bautismo de arrepentimiento de pecados. Los judíos habían utilizado el bautismo en el ritual de la purificación en las ceremonias de prosélitos gentiles. Juan con su bautismo estaba indicando que todos necesitaban el bautismo. Y más, que Él que venía, iba bautizar en el Espíritu Santo y su fuego.



Sabemos que Juan estaba lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre por Jesucristo del vientre de su madre, María. El Espíritu prepara a Juan para su misión como el precursor del mesías, Jesús Cristo.

El bautismo en Jesús Cristo con agua y el Espíritu resulta en un nuevo nacimiento y la entrada en el Reino de Dios como sus hijos amados.


Si estas bautizado, ¿Cómo dejas a otros saber de lo que Jesús te ha 
dado? O ¿Cómo saben otros que estas bautizado con el Espíritu 
por Jesús?


                                                                                                             www.fuentecumbre.com

No comments:

Post a Comment