sábado, 17 de diciembre de 2016

IV Domingo de Adviento


IV Domingo de Adviento

 Aleluya, aleluya.
He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo,
y le pondrán el nombre de Emmanuel,
que quiere decir Dios-con-nosotros.
 
Aleluya, aleluya.                         Mt 1:23

¿Crees en las promesas de Dios? Los padres de Jesús, José y María, creían en las promesas de Dios. María contó con Dios cuando vino un ángel a decirle que el Espíritu Santo iba a llenar su vientre y tendría el hijo de Dios. José, su prometido, cuando supo del embarazo quería divorciarse de María en un modo cayado. Pero a él también, le apareció un ángel en un sueño y le aseguro que el bebe era el hijo de Dios, que no temará tomar a María como su esposa.

No creo que sus vidas fueron fáciles después de aceptar lo que Dios les pedía. Pero creo que vivían en paz y alegría en hacer la voluntad de Dios.


¿Cómo vives la voluntad de Dios en tu vida hoy?



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

VI Domingo Ordinario

VI Domingo Ordinario Dichoso el hombre que confía en el Señor. Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en m...