XXVII Domingo Ordinario

XXVII Domingo Ordinario

Aleluya, aleluya.
Yo los he elegido del mundo, dice el Señor,
para que vayan y den fruto, y su fruto permanezca.

Aleluya, aleluya.                                                     Cfr Jn 15, 16

En el evangelio de hoy, según san Mateo, Jesús nos cuenta otra parábola.  Este dueño deja todo listo para que los arrendatarios puedan atender la tierra. Al tiempo de la cosecha, manda a sus siervos a tomar su porción. Los arrendatarios los rechazan y al fin hasta matan el hijo.

¿Le has pedido a alguien que te cuide la casa mientras que fueras a un viaje? ¿Hicieron lo que quisiste?

¿Cómo refleja tu vida que Dios es el creador y tú estás encargado de cuidar lo que Dios nos ha dado?


Aunque no respetan a los siervos, el dueño manda a su hijo a los arrendatarios. ¿Qué te dice esto sobre la relación de Dios contigo?


https://www.jw.org


Comentarios

Entradas más populares de este blog

XXX Domingo Ordinario

Viernes Santo de la Pasión del Señor