martes, 15 de enero de 2019

Segundo Domingo Ordinario

Segundo Domingo Ordinario

Cantemos la grandeza del Señor.
Cantemos al Señor un nuevo canto,
que le canten al Señor toda la tierra;
cantemos al Señor y bendigámoslo.    
Cantemos la grandeza del Señor.                                 Salmo 95

En el Evangelio según san Juan para el próximo domingo oímos de la boda en Cana cuando Jesús cambia el agua a vino. María, su madre, se entera que el vino se ha terminado e informa a Jesús de esto. La respuesta de Jesús es interesante: “Mujer, ¿Qué podemos hacer tu y yo? Todavía no llega mi hora”. Al oír esto, María lo mira y les dice a los que servían: “Hagan lo que Él les diga”. Esta conversación entre madre e hijo puede pasar entre madres e hijos de hoy frecuentemente. La madre le dice algo al joven y el joven responde en manera similar. Después de oír la respuesta de Jesús, María le da direcciones a los que servían. Ella tuvo la confianza de que su hijo iba a arregla la situación. Por eso podemos ir a María como hijos e hijas a pedirle que su Hijo nos oiga. Necesitamos tener la confianza que tuvo María.


¿Qué necesitas que María traiga a la atención de Jesús? ¿Cómo puedes mostrar confianza en Jesús?




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

VI Domingo de Pascua

VI Domingo de Pascua Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Aleluya. Que te alaben, Señor, todos los pueblos, que los pueblos te a...