lunes, 22 de julio de 2019

XVII Domingo Ordinario: El Padre Nuestro

XVII Domingo Ordinario

Aleluya, aleluya.
Hemos recibido un espíritu de hijos,
que nos hace exclamar: "¡Padre!"
Aleluya, aleluya                           Rom 8, 15bc

Jesús, con sus palabras de oración al Padre, nos llama a confiar plenamente en Dios, a dejarnos llevar, tener una actitud de disponibilidad, de aceptación y, sobre todo, que nos sintamos cerca del Padre.
Jesús confía plenamente en el Padre y para que sus oyentes, sus seguidores, lo entendamos, nos habla poniendo los ejemplos de la amistad y de los padres.
Cuando nuestro amigo necesita ayuda, ahí estamos para acompañar, acoger, compartir, porque la verdadera amistad es un tesoro que nos alegra la vida y un apoyo en la adversidad.
Cuando nuestros hijos necesitan de nosotros, ¿qué padre o madre les niega la ayuda? Los padres no hacemos daño a nuestros hijos, les enseñamos el camino de la vida, los preparamos lo mejor que sabemos y después los devolvemos a la vida, pero ellos saben que siempre estaremos ahí con nuestros brazos abiertos para acogerlos.
De la misma forma Dios está ahí. Sólo tenemos que pedir y Él nos dará su aliento de vida y amor.
Toma tiempo esta semana y reza el Padre Nuestro con confianza y conciencia. Enfócate en las frases y palabras y como te hacen sentir. Luego, refleja en las preguntas de la lectura y piensa en cómo puedes ponerlas en acción. 


                                                         https://slideplayer.es/slide/11593147/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XXIX Domingo ordinario Aleluya, aleluya. La palabra de Dios es viva y eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazón....