¿Qué has dejado para seguir a Dios?


III Domingo Ordinario


El Señor es mi luz y mi salvación.
El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién voy a tenerle miedo?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién podrá hacerme temblar?
El Señor es mi luz y mi salvación.                                      Salmo 26

En el Evangelio del próximo domingo encontramos a los hijos del Zebedeo (Santiago y Juan) y Pedro y Andrés, también hermanos) escuchando la llamada de Jesús, invitándolos a seguirle. Invitándoles a ser pescadores de hombres, anunciadores de la Palabra de Dios por todas partes, como hace el mismo Jesús.
También debemos anunciar a Jesús, ser trasportadores ante una sociedad cada vez más alejada del Evangelio y de la Iglesia del regalo de la Buena Noticia de Jesús.
¿Qué has dejado para seguir a Dios? ¿Cómo transmites el amor de Dios? ¿Muestras en tu rostro y vida la alegría de seguir a Dios?


 http://www.alianzajm.org/Llamada.html#.Xfj9QmhKgdU


Comentarios

Entradas más populares de este blog

XXX Domingo Ordinario

XVI Domingo Ordinario