Bendita sea el Señor ahora y para siempre.

Reflexion para el 2 de agosto 2020

Santo evangelio: Mt 14, 13-21

frase clave: " Todos comieron hasta saciarse, y con los pedazos que habían sobrado, se llenaron doce canastos."





Bendita sea el Señor ahora y para siempre.
Siempre es justo el Señor en sus designios
y están llenas de amor todas sus obras.
No está lejos de aquellos que lo buscan;
muy cerca está el Señor, de quien lo invoca.
Bendita sea el Señor ahora y para siempre.              Salmo 144


Con esta historia del Evangelio de Mateo, se recuerda que la misión de todos cristianos es compartir, dar, ofrecer y más.

Los que comieron de 2 peces y 5 panes eran unos cinco mil hombres, sin contar a las mujeres y a los niños y les sobre doce cestos. Den cuenta que en sumando los números de la comida nos dan 7, el numero de la perfección y 12 eran las tribus de Israel.

Lo que hace Jesús primero es rezar al Padre y luego bendice la comida y los discípulos lo reparte. ¿Como es posible? Cuando se comparte siempre hay suficiente para todos. Siempre tenemos lo que necesitamos, aunque a veces nos falta lo que queremos.

¿Como ves a esta historia? ¿Hay tiempos que piensas que no hay algo suficiente? ¿Qué has hecho? Si hubieras estado presente, ¿cómo crees que si sintieron los discípulos? ¿Como reaccionaras tú en esta situación?

imagen de: https://gabrielgila.wordpress.com/2018/03/18/cinco-panes-y-dos-peces-7-verdades-que-pueden-cambiar-tu-vida/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes Santo de la Pasión del Señor

XVI Domingo Ordinario

V Domingo de Cuaresma