No hay más Dios que tú, Señor, que cuidas de todas las cosas.



 No hay más Dios que tú, Señor, que cuidas de todas las cosas.

Tú, Señor, eres bueno y clemente.
Puesto que eres, Señor, bueno y clemente
y todo amor con quien tu nombre invoca,
escucha mi oración
y a mi súplica da repuesta pronta.
Tú, Señor, eres bueno y clemente.            Salmo 85

Santo Evangelio: Mt 13, 24-43
Frase Clave: "El que tenga oídos, que oiga’’.
Hoy nos enfocamos nuestras reflexiones sobre las parábolas en la que Jesús usa diferentes aspectos de la cultivación para contarnos sobre el Reino de Dios. Aquí, en Mateo 13. 24-43, se trata de qué hacer con las malas hierbas.
Primero, la semilla, es la Palabra de Dios. Pero las malas hierbas son dañosas; ellas ahogan el crecimiento de la buena semilla y no se podría sacar sin quitar la buena semilla. Lo que provenía de una mala semilla tenía que separarse de lo que provenía de una buena semilla, pero eso solo podía hacerse después de la cosecha.
 ¿Qué te impide ser verdaderamente un discípulo de Jesús? ¿Qué puedes hacer para ayudarte en el camino al Reino? ¿Qué puedes hacer para ayudar a otros en el camino?

imagen de: https://mvmspanish.wordpress.com/2017/03/23/el-trigo-y-la-cizana-mateo-1324-30/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes Santo de la Pasión del Señor

XVI Domingo Ordinario

V Domingo de Cuaresma