Acuérdate, Señor, de tu misericordia.


Para el 5 de julio 2020 


Santo Evangelio: Mt 11:25-30

Frases Clave: "Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga y yo les daré alivio. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga, ligera’’.





 Acuérdate, Señor, de tu misericordia.
Dios y rey mío, yo te alabaré,
bendeciré tu nombre siempre y para siempre.
Un día tras otro bendeciré tu nombre
y no cesará mi boca de alabarte.
 
Acuérdate, Señor, de tu misericordia.             del Salmo 144

Jesús invita a todos los que están cansados a descansar en Él. Estas son las personas que están cansadas bajo el peso de las imposiciones y las observancias que exige la ley de pureza. 

Y dice: "Aprende de mí, porque soy gentil y humilde de corazón". Muchas veces esta frase ha sido manipulada para pedirle a la gente que se someta, que sea pasiva. Lo que Jesús quiere decir es lo contrario. Pide a las personas que dejen de lado a los profesores de religión de esa época, que descansen y que comiencen a aprender de Él mismo el hijo de Dios, que es "gentil y humilde de corazón". 

A Jesús no le gustan los escribas que se enorgullecen de su propia ciencia, pero es como las personas que viven humilladas y explotadas. Jesús, el nuevo maestro, sabe por experiencia lo que sucede en el corazón de las personas y cuánto sufren las personas.


¿Qué te produce tensión y qué te da paz? ¿Qué haces para alivianar la tensión? ¿Qué o quién es tu fuente de refugio? ¿Te da paz o después te encuentras en más caos? ¿Cómo pueden estas palabras de Jesús ayudarte encontrar la paz real? 



Imagen de: https://lamammas.wordpress.com/2010/08/06/las-huellas-de-la-vida/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes Santo de la Pasión del Señor

XVI Domingo Ordinario

V Domingo de Cuaresma