Parábola del dueño de la viña y los labradores de la viña

 

Para el 4 de octubre

Parábola del dueño de la viña y los labradores de la viña

 


                                       

La viña del Señor es la casa de Israel.    
Señor, Dios de los ejércitos, vuelve tus ojos,
mira tu viña y visítala;
protege la cepa plantada por tu mano,
el renuevo que tú mismo cultivaste.
La viña del Señor es la casa de Israel.            
Salmo 79

 

Santo Evangelio: Mt 21, 33-43

Frase Clave: Por último, les mandó a su propio hijo, pensando: ‘A mi hijo lo respetarán’.

 

Durante tres lecturas bíblicas dominicales consecutivas, hemos escuchado una parábola sobre un viñedo. La moraleja de cada parábola tiene algo que ver con las personas en el poder: los sacerdotes, los escribas, los fariseos y los ancianos que están rechazando a Jesús y con él, su mensaje. En la historia de los trabajadores de la viña hay envidia de la generosidad divina de Dios (el propietario paga a todos una porción igual) por parte de aquellos que siguen la ley y menosprecian a los que no. Se veían a sí mismos siguiendo la ley de Dios y haciendo su voluntad, pero de hecho no lo hicieron como en la parábola de los dos hijos. Y esta tercera parábola encuentra a los labradores de la viña conspirando y matando al hijo del dueño justo en como están preparando para matar a Jesús.

Y matan a Jesús. Parece derrotado, pero se resucita y sale victorioso.

Esa es nuestra esperanza basada en lo que ha hecho Jesús. Nosotros también moriremos, pero resucitaremos en Cristo y se hará la voluntad de Dios. Dios derrama su amor y generosidad por nuestro bien y por su gloria.

 

¿Por qué le tienen tanto odio los de poder a Jesús? ¿Qué trata de mostrar Jesús a sus oyentes? ¿Como aplicas lo que Jesús ha tratado de ensenarte en estas parábolas? Refleja en las tres parábolas y examina tus propios sentimientos en ponerte en los papeles de la gente de las parábolas. ¿Hay algo de aprender de este ejercicio?

imagen de: https://sangsabda.wordpress.com/2020/03/12/menjadi-batu-penjuru/matthew-21-33-46-ff/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

XVI Domingo Ordinario

Viernes Santo de la Pasión del Señor

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?