"Pues donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy Yo en medio de ellos".

 

Para el 6 de septiembre

 

Señor, que nos seamos sordos a tu voz.

Hagámosle caso al Señor, que nos dice:
“No endurezcan su corazón,
como el día de rebelión en el desierto,
cuando sus padres dudaron de mí,
aunque habían visto mis obras”. 

Señor, que nos seamos sordos a tu voz.                  Salmo 94




Santo Evangelio: Mt 18, 15-20

Frase Clave: "...pues donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos’’.

El evangelista hoy nos habla de la corrección fraterna y de la importancia de reunirse en el nombre del Señor. Porque allí donde dos o tres se reúnen Él está presente.

El apoyo de Dios se puede reconocer cuando uno ora solo. Puedes sentir la presencia de Dios en tu ser. Al mismo tiempo, cuando nos juntamos a orar con otros, cada uno trae su voz en petición para uno al otro. Así podemos encontrarnos juntos con Dios y sabemos que Dios esta con nosotros. Por eso es importante juntar nos en la misa. Somos una comunidad juntos a dar alabanza, honrad y gloria a Dios y para pedirle que nos oiga en nuestras peticiones.

¿Cuántas veces le has pedido a alguien que ore por ti? ¿Cuántas veces alguien te ha pedido que ores por ellos? ¿Cómo rezas por ellos, solo o junto con ellos o con otra persona? ¿Con qué frecuencia oras con otros para alabar a Dios? ¿Con qué frecuencia oras solo o con otras personas para dar gracias a Dios por sus bendiciones? 

El evangelista hoy nos habla de la corrección fraterna y de la importancia de reunirse en el nombre del Señor. Porque allí donde dos o tres se reúnen Él está presente.

Para el imagen: https://chosenvessel26.wordpress.com/2012/02/09/for-where-two-or-three/


Comentarios

Entradas más populares de este blog

XVI Domingo Ordinario

Viernes Santo de la Pasión del Señor

V Domingo de Cuaresma