viernes, 18 de octubre de 2019

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?


XXIX Domingo ordinario

Aleluya, aleluya.
La palabra de Dios es viva y eficaz
y descubre los pensamientos
e intenciones del corazón.

Aleluya, aleluya.                             
Heb 4, 12


 Esta parábola sobre la viuda y el juez injusto es refer para ilustrar que debemos ser perseverantes en la oración cuando le pedimos algo a Dios y no lo hemos recibido.

Cuando Jesús venga ¿te encontrara con fe? ¿Cómo demuestras tu fe en Dios?




http://conferenciasypredicas.over-blog.com/article-el-juez-injusto-y-la-viuda-73857656.html




martes, 8 de octubre de 2019

El Agradacimiento y La Fe


XXVIII Domingo ordinario

El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.
Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
Su diestra y su santo brazo
le han dado la victoria.
El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.           de Salmo 97



En el Evangelio del domingo próximo, san Lucas nos cuenta de Jesús curando a diez leprosos. Los leprosos se acercan a Jesús solo la distancia permitida por la ley. Ellos le piden misericordia a Jesús y que sean curados. Jesús los manda a los oficiales. Ellos van confiando en Su palabra.  Uno, el samaritano, se da cuenta que está curado y vuelve con Jesús a darle gracias, demostrando su alegría, su gozo, y alabo al Señor Jesús porque su vida se había cambiado en un instante.

¿Cuántos de nosotros, nos volvemos para dar gracias a Dios por su misericordia, por su amor incondicional, por contestar nuestras oraciones?  Estamos continuamente pidiendo, no nos cansamos, pero agradecer siempre se nos olvida. Toma tiempo a pensar sobre lo que le has pedido a Dios y cuantas veces te haya contestado y no te diste cuenta. Esta semana debemos tomar tiempo de darle gracias al Señor por todo lo que nos da y nos ha dado.

https://ccyeshuaenespanol.wordpress.com/2018/02/12/la-historia-de-los-diez-leprosos-lucas-1711-19/

miércoles, 2 de octubre de 2019

¿He hecho lo que tenía que hacer?


XXVII Domingo ordinario

Señor, que no seamos sordos a tu voz.
Vengan, y puestos de rodillas,
adoremos y bendigamos al Señor, que nos hizo,
pues él es nuestro Dios y nosotros, su pueblo;
él es nuestro pastor y nosotros, sus ovejas.

Señor, que no seamos sordos a tu voz.                 Salmo 94


Lc 17, 5-10
“En aquel tiempo, los apóstoles dijeron al Señor: "Auméntanos la fe". El Señor les contestó: "Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decir a ese árbol frondoso: 'Arráncate de raíz y plántate en el mar', y los obedecería.”


¿Es la fe el principio que realmente orienta tu vida? ¿Soy verdaderamente una persona «de fe»?
¿He hecho lo que tenía que hacer? ¿Soy humilde y sincero/a de corazón, o necesito continuamente estar recibiendo alabanzas o gratitud de los demás?
¿Creo realmente en los milagros

lunes, 23 de septiembre de 2019

El hombre rico y Lázaro.


XXVI Domingo Ordinario


(1b) Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.
El Señor siempre es fiel a su palabra,
y es quien hace justicia al oprimido;
él proporciona pan a los hambrientos
y libera al cautivo.
Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.          Salmo 145

El domingo próximo, según el Evangelio de san Lucas, Jesús nos cuenta del hombre rico y Lázaro. El rico tuvo todo y Lázaro nada. Jesús no le da nombre al rico, pero al hombre pobre lo llama Lázaro. En la tradición, el nombre del rico es Epulón. El nombre Lázaro significa “el ayudado por Dios”.  Encontramos este nombre otra vez en la historia de la resurrección de Lázaro, amigo de Jesús y hermano de Marta y María.

¿Cuántas veces pasas al pobre y no le prestas atención ni ayuda? ¿Quién es el pobre que necesita tu compasión y ayuda? ¿Cuáles situaciones puedes cambiar con tus acciones para que la justicia y el amor sean prioritarias en tu vida?
                       https://neoatierra.blogspot.com/2010/05/el-hombre-rico-y-lazaro.html

jueves, 19 de septiembre de 2019

XXV Domingo Ordinario


XXV Domingo Ordinario

(cf. 1a y 7b) Que alaben al Señor todos sus siervos.
Bendita sea el Señor,
alábenlo sus siervos.
Bendito sea el Señor,
desde ahora y para siempre.
Que alaben al Señor todos sus siervos.     Salmo 112
 
Según el Evangelio de san Lucas, Jesús les habla a sus discípulos sobre ser astutos dando de ejemplo la parábola sobre el astuto administrador. En este cuento, el administrador sabe cómo tener alguien que lo reciba después de ser despidió.
“No hay criado que pueda servir a dos amos, pues odiará a uno y amará al otro, o se apegará al primero y despreciará al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero’’.

¿Cómo sabes si eres astuto según el mundo? ¿Cómo lo demuestras?
¿Cómo sabes si eres astuto según los hijos de la luz? ¿Cómo lo demuestras?
¿Se puede hacer astuto en el mundo y astuto como hijo de la luz al mismo tiempo?


                                                      http://www.evangelizafuerte.mx

sábado, 14 de septiembre de 2019

XXIV Domingo Ordinario


XXIV Domingo Ordinario

 (Lc 15, 18) Me levantaré y volveré a mi padre.
Por tu inmensa compasión y misericordia,
Señor, apiádate de mí olvida mis ofensas.
Lávame bien de todos mis delitos
y purifícame de mis pecados.
Me levantaré y volveré a mi padre.  Salmo 50

En cualquier Evangelio que se elige para leer hoy la corta versión o larga versión, según San Lucas, oímos a Jesús hablar del amor para los perdidos. Con gran compasión y misericordia debemos a recibir los que buscan nuestra ayuda, y reconcilio.
¿Con quien puedes reconciliarte hoy día? ¿Hay situaciones donde puedes demostrar compasión o misericordia a alguien?



                                 https://pronosur.wordpress.com/2016/04/19/ovejas-de-su-redil/

martes, 3 de septiembre de 2019

XXIII Domingo Ordinario


XXIII Domingo Ordinario
Tú, Señor, nuestro refugio.
Llénanos de tu amor por la mañana 
y júbilo será la vida toda.
Haz, Señor, que tus siervos y sus hijos,
puedan mirar tus obras y tu gloria. 

Tú, Señor, nuestro refugio.                        Salmo 89



En el evangelio del próximo domingo, Jesús nos habla de que se requiere para seguirlo y ser  su discípulo. Sus palabras nos pueden tomar de sorpresa: necesitamos “odiar” a nuestra familia, padre, madre, etc. Jesús nos está recordando que nuestra relación con Dio tiene prioridad. También, en el tiempo de Jesús, la gente dependía solamente en las relaciones y enlaces de la familia. Jesús nos recuerda que en seguirlo va a haber consecuencias.


¿Qué has tenido que dejar o soltar para poder vivir como discípulo de Jesús?
¿Qué te dice a ti cuando Jesús quiere que pienses en ser su discípulo?


lunes, 26 de agosto de 2019

XXII Domingo Ordinario


XXII Domingo Ordinario

Dios da libertad y riqueza a los cautivos.
Ante el Señor, su Dios, 
gocen los justos, salten de alegría. 
Entonen alabanzas a su nombre. 
En honor del Señor toquen la cítara.  
Dios da libertad y riqueza a los cautivos.  Salmo 67

Porque el que se engrandece a sí mismo, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido”.

Jesús sabe que los fariseos estaban espiándolo y habla de la actitud farisaico. Noten por favor que usamos la palabra “farisaico” para el que habla y actúa como si tuviera la verdad absoluta o “más santo que tu”. Deberás es una lástima a asociar toda una gente con una palabra tan negativa.  Jesús nos habla de no dar nos aires porque nos vamos a desinflar.
¿Qué son las cosas que te causan orgullo desproporcionada? ¿Sabes cómo controlar tus tendencias farisaicas?



lunes, 19 de agosto de 2019

XXI Domingo Ordinario



Aleluya, aleluya.
Yo soy el camino, la verdad y la vida;
nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.
Aleluya. aleluya.                               
Jn 14, 6


Este domingo próximo, alguien le pregunto a Jesús: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?” Jesús respondió: “Esfuércense en entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán.”

La salvación de Dios es para todos, no es monopolio de unos cuantos, ni de practicar una u otra religión. La salvación es para todos los que cumplen su Palabra, los que le buscan de corazón y con amor. Los que trabajan por la justicia, por la paz, el amor y la solidaridad. Esta es la clave para salvarse, no hay otra.

¿Cómo cumples tú la palabra de Dios en tu vida cotidiana? Busca modos de trabajar para la justicia y paz.



lunes, 12 de agosto de 2019

XX Domingo Ordinario: ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?

XX Domingo Ordinario: ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?


Aleluya, aleluya.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor;
yo las conozco y ellas me siguen.
Aleluya, aleluya.                         
Jn 10, 27


El evangelio de esta semana no es fácil de interpretar. Muchos verán que el evangelista nos presenta a un Jesús, provocador, cismático, pero en realidad Jesús lo que hace es dar un golpe a nuestro corazón semidormido, despertarnos del letargo en el que nos hemos instalados y acostumbrados a funciones y observancias, en lugar de practicar su máxima: “amar al prójimo”.

Hoy más que nunca se nos llama a alzar nuestra voz contra las injusticias sociales. Pero seguimos como si tal cosa, si mientras no nos toquen a nosotros, entonces buscamos y queremos que todos nos apoyen y se pongan en nuestros zapatos. Tenemos que dejar de mirar nuestro ombligo, de vivir ritos y cumplimientos y empezar a encender el fuego del amor, a trabajar por un mundo más igual porque el sistema actual no nos lleva a un buen lugar, dejando nos sin esperanza viendo cada vez que la sociedad está más pérdida y hundida.

El mejor ejemplo de amor, justicia y caridad es nuestro Dios. Necesitamos poner en acción el trabajo del reino de Dios en día hoy.
¿Qué haces para “amar al prójimo? ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?¿Qué es el “fuego” de que habla Jesús? ¿Cómo puedes encender el fuego por la justicia en tu alma y tu vida y por los demás?


                                         https://granosdemaiz.com/2016/08/11/prender-fuego-lc-1249-53/


lunes, 5 de agosto de 2019

XIX Domingo Ordinario: Si viniera Dios por ti hoy, ¿estuvieras listo?


XIX Domingo Ordinario: Si viniera Dios por ti hoy, ¿estuvieras listo?

Aleluya, aleluya.
Estén preparados, porque no saben
a qué hora va a venir el Hijo del hombre.
Aleluya, aleluya.                          Mt 24, 42. 44

“Al que mucho se le da, se le exigirá mucho, y al que mucho se le confía, se le exigirá mucho más''.


El domingo pasado nos mostraba el peligro del dinero o más bien la codicia y en el de hoy vemos varias enseñanzas:  el desinterés de lo material, nuestra fidelidad como hijos de Dios y como ser buenos administradores de los bienes puesto a nuestro cuidado ya sean eclesiales o del diario.
No se refiere a que seamos pobres, Jesús no quiere que nadie sea pobre, sino que no estemos atados al dinero, ni a los bienes. La persona que sigue a Jesús debe sentirse libre y solidario.
El evangelio nos recuerda que ser cristiano no es cumplir con preceptos, sino que la fidelidad a Jesús debe llevarnos a un compromiso de vida y testimonio cristiano.
Igual que la semana pasada nos llama a estar vigilantes porque no sabemos cuándo llegará el tiempo, hora o lugar y debemos estar preparados, seguir trabajando por un mundo justo, fraterno y afectuoso con los demás y con la naturaleza.
Si viniera Dios por ti hoy, ¿estuvieras listo? ¿Qué tienes que hacer para estar lista? ¿Cómo utilizas lo que Dios te ha dado? ¿Te preocupas para otros o la creación?


                    https://diaconoluisbreatorrens.blogspot.com/2013/08/lucas-1232-48-preparados-para-cuando-el.html

lunes, 29 de julio de 2019

XVIII Domingo Ordinario: : Eviten toda clase de avaricia…


XVIII Domingo Ordinario: : Eviten toda clase de avaricia…

Aleluya, aleluya.
Dichosos los pobres de espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Aleluya, aleluya.                                                  Mt 5, 3

Jesús, en la parábola, nos recuerda que no debemos ser necios, egoístas; sino debemos ser capaces de compartir, disfrutar con los demás todo lo que tenemos, por qué ¿de qué nos servirá toda la riqueza al final de nuestra vida. Muchas veces las cosas que tenemos no son suficientes y queremos más. O lo más que tenemos lo más que tenemos que tener para cuidar a estas cosas. Teniendo riqueza no es bueno ni malo, pero es como lo utilizamos para nuestro bien y el bien común.
¿Qué cosas son excesivas para ti? ¿Puedes dejarlas? ¿Cuál es tu tesoro más precioso? ¿Puedes compartirlo?
                        https://es.slideshare.net/meljuri/evangelio-san-lucas-12-13-21-24738716

lunes, 22 de julio de 2019

XVII Domingo Ordinario: El Padre Nuestro

XVII Domingo Ordinario

Aleluya, aleluya.
Hemos recibido un espíritu de hijos,
que nos hace exclamar: "¡Padre!"
Aleluya, aleluya                           Rom 8, 15bc

Jesús, con sus palabras de oración al Padre, nos llama a confiar plenamente en Dios, a dejarnos llevar, tener una actitud de disponibilidad, de aceptación y, sobre todo, que nos sintamos cerca del Padre.
Jesús confía plenamente en el Padre y para que sus oyentes, sus seguidores, lo entendamos, nos habla poniendo los ejemplos de la amistad y de los padres.
Cuando nuestro amigo necesita ayuda, ahí estamos para acompañar, acoger, compartir, porque la verdadera amistad es un tesoro que nos alegra la vida y un apoyo en la adversidad.
Cuando nuestros hijos necesitan de nosotros, ¿qué padre o madre les niega la ayuda? Los padres no hacemos daño a nuestros hijos, les enseñamos el camino de la vida, los preparamos lo mejor que sabemos y después los devolvemos a la vida, pero ellos saben que siempre estaremos ahí con nuestros brazos abiertos para acogerlos.
De la misma forma Dios está ahí. Sólo tenemos que pedir y Él nos dará su aliento de vida y amor.
Toma tiempo esta semana y reza el Padre Nuestro con confianza y conciencia. Enfócate en las frases y palabras y como te hacen sentir. Luego, refleja en las preguntas de la lectura y piensa en cómo puedes ponerlas en acción. 


                                                         https://slideplayer.es/slide/11593147/

lunes, 15 de julio de 2019

XVI Domingo Ordinario: ¿A cuál nos parecemos?


XVI Domingo Ordinario: ¿A cuál nos parecemos?

Aleluya, aleluya.
Dichosos los que cumplen la palabra del Señor
con un corazón bueno y sincero,
y perseveran hasta dar fruto.
Aleluya, aleluya.                                   Cfr Lc 8, 15

El evangelio del próximo domingo nos habla de la actitud que dos mujeres: María y Marta tienen ante la presencia de Jesús.
¿A cuál nos parecemos?
Somos como María que ante Su presencia lo deja todo y se dedica a su seguimiento, o, por el contrario, nos parecemos a Marta que sigue con sus quehaceres y se olvida de lo más importante.
Jesús no nos dispensa de cumplir nuestras tareas, pero nos recuerda que tenemos que aprender a priorizar y saber que la Palabra de Dios debe tener en nuestra vida un lugar importante.
¡Esta lección de Jesús nos es solo para mujeres, pero se refiere a los hombres también!
¿En qué te pareces como Maria? ¿En qué te pareces como Marta? ¿Es posible ser las dos? ¿Cómo?
                    https://es.slideshare.net/JoaquinIglesias/16-ordinario-c-marta-y-maria

lunes, 8 de julio de 2019

XV Domingo ordinario: "Anda y haz tú lo mismo"


XV Domingo ordinario
Aleluya, aleluya.
Tus palabras, Señor, son Espíritu y vida.
Tú tienes palabras de vida eterna.
Aleluya, aleluya                                                   Cfr Jn 6, 63c. 68c

«¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del hombre que fue asaltado por los ladrones?'' El doctor de la ley le respondió: "El que tuvo compasión de él". Entonces Jesús le dijo: "Anda y haz tú lo mismo".»

Dios nos llama a involucrarnos en el trabajo de ÉL. No debemos ser indiferentes ante la necesidad que el mundo tiene de Cristo y de otras cosas. El llamado de hoy es a seguir haciendo lo que el Samaritano inició.
Esta semana tomemos tiempo a mostrar misericordia para nuestros prójimos.

                             https://catholic-link.com/vlog-parabola-buen-samaritano-projimo/

lunes, 1 de julio de 2019

XIV Domingo Ordinario: ¿Puedes compartir lo que Dios te ha dado?


XIV Domingo Ordinario


Aleluya, aleluya.
Que en sus corazones reine la paz de Cristo;
que la palabra de Cristo habite en ustedes
con toda su riqueza.

Aleluya, aleluya.                                      Col 3, 15a. 16a


El Evangelio del domingo próximo nos llama a salir fuera de nosotros, fuera de los templos, anunciar la Buena Noticia de Jesús a los que aún no la conocen. Nos está invitando a vivir sencillamente, salir ligeros de equipaje, compartir lo que somos y tenemos, dejar atrás las imposiciones porque la Palabra de Dios no se puede imponer. Nuestro comportamiento debe animar, pasar la paz y sembrar cada día el amor y la fe en Jesús. Lo interesante aquí es que Jesús envía de dos en dos a sus discípulos para representar a Dios. En otras palabras, no tenemos que hacer la obra solos, tenemos que incluir a otros así para dar testigo de que no hablamos solo de nuestra experiencia.

¿Qué esperas de Dios? ¿Qué le das a Dios? ¿Puedes compartir lo que Dios te ha dado?

                  https://parroquiadefatimamiraflores.blogspot.com/2017/01/el-envio-de-los-72-discipulos-lc-10-1.html

lunes, 24 de junio de 2019

XIII Domingo Ordinario: El Compromiso de seguir a Jesús



XIII Domingo Ordinario

Aleluya, aleluya.
Habla, Señor, que tu siervo te escucha.
Tú tienes palabras de vida eterna.

Aleluya, aleluya.
                  1 Sam 3, 9; Jn 6, 68
                               

Aunque Jesús sabe que su vida corre peligro, no lo duda y viaja a Jerusalén, porque su misión es anunciar la Palabra de Dios. Pero cuando llega allí lo rechazan. También en esta lectura vemos que hay personas que quieren seguirle, pero anteponen otras cosas, ellos no caen en la cuenta de que seguir a Jesús es ir con la sencillez que Él iba, tampoco nosotros. Vivimos en la comodidad y nos cuesta trabajo renunciar a ella, también significa dejar muchas de las cosas que nos atan y condicionan.

¿Estamos dispuestos a dejar estas cosas atrás para seguir a Jesús? ¿Quizás, deberíamos preguntarnos si cuando pensamos en Jesús se remueve algo en nuestro interior? ¿Si estamos dispuestos a mirar hacia los demás en lugar de mirarnos sólo a nosotros mismos?
              https://iglesiabautistapilar.com/2017/03/21/el-compromiso-de-seguir-a-jesus-tiene-condiciones-lucas-957-62/

lunes, 17 de junio de 2019

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo



Tú eres sacerdote para siempre. 
Esto ha dicho el Señor a mi Señor:
"Siéntate a mi derecha;
yo haré de tus contrarios el estrado
donde pongas los pies". 
Tú eres sacerdote para siempre.                  Salmo 109


Este domingo próximo celebramos la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Del altar a nuestra vida diaria necesitamos transformarnos a gente nueva, a dar ser la Eucaristía viva. Esta misión de convertir toda nuestra vida en Eucaristía viva, se nos da expresamente en el envío de la Misa. Allí Cristo nos envía a transformarnos, a nosotros mismos en reflejos y testigos suyos. Allí nos envía también a transformar el mundo que nos rodea. Quiere que, a través de nuestro trabajo, nuestro esfuerzo diario convertimos en un mundo nuevo, un mundo que sea más humano y que sea más de Dios. Quiere que, en la fuerza transformadora de la Eucaristía, construyamos una nueva sociedad, forjemos una Nación de Dios. 


¿Cómo puedes alinearte mejor con la misión de Dios que te ha encargado? ¿Cómo te ayuda recibir la Eucaristía para vivir una vida basada en Dios?

                                      https://www.pinterest.com/pin/528258231268972203/

lunes, 10 de junio de 2019

Solemnidad de la Santísima Trinidad


Solemnidad de la Santísima Trinidad

¡Qué admirable, Señor, es tu poder!
Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos,
la luna y las estrellas, que has creado, me pregunto:
¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes,
ese pobre ser humano, para que de él te preocupes? 
 ¡Qué admirable, Señor, es tu poder!                                  Salmo 8

Este domingo próximo se ha reservado para reflexionar sobre la Trinidad, tal vez podemos decir que es una de las doctrinas más importantes de la Iglesia Cristiana. Dios en tres personas. Padre, Hijo y Espíritu Santo. Mucha gente se frustra porque no entiende la Trinidad, porque no entiende a Dios como tres en uno y uno en tres. En realidad, es una materia de fe.
Lo siguiente es sobre lo que se cuenta de san Agustín:
«Estaba Agustín paseando por la playa pensando sobre el Misterio de la Santísima Trinidad; ¿cómo era eso que: El Padre es El Hijo, El Hijo es El Padre, EL Padre y El Hijo son El Espíritu Santo, y que El Espíritu Santo es el Padre y El Hijo, etc.
Por supuesto que su cerebro mortal no concebía la idea, más bien, se enredaba cada vez más. En eso vio a un niño que estaba, con una pequeña conchita, sacando el agua del mar y echándola en un pocito en la arena.
¿Qué haces niño? – preguntó Agustín.
¿No lo ves?, estoy sacando toda el agua del mar para vaciarla en este pocito – dijo el niño.
Pero… ¿no te das cuenta que eso es imposible? – replicó Agustín.
Agustín – le dijo el niño – es mucho más fácil que yo logre hacer esto, que tú comprendas el Misterio de la Santísima Trinidad.
»
Tenemos varios ejemplos de cómo comparar la Trinidad:
Una ilustración popular y simple de la Trinidad es el huevo. Un huevo de gallina consiste en una cáscara, una yema de huevo y una clara de huevo, pero en conjunto es un huevo. Las tres partes crean un todo unificado. El inconveniente de esta ilustración, y otros similares, es que Dios no se puede dividir en "partes". El Padre, el Hijo y el Espíritu son uno en esencia, pero no se puede decir lo mismo de la cáscara, la yema y el blanco de un huevo.

Una ilustración similar usa la manzana: la piel, la carne y las semillas de la fruta comprenden la manzana, así como el Padre, el Hijo y el Espíritu comprenden a Dios. Esta ilustración tiene la misma debilidad que la ilustración del huevo, es decir, las partes de la manzana, consideradas independientemente, no son la manzana. En contraste, cada Persona de la Trinidad, tomada independientemente, sigue siendo Dios.
Y muy popular es la ilustración de san Patricio: El Trébol. Las tres hojas, dijo san Patricio, aún son una planta, al igual que las tres Personas de la Trinidad son un solo Dios.
No tenemos las palabras ni el conocimiento completo para comprender en total la Trinidad, pero si sabes que un Dios infinito no puede ser completamente delineado en una ilustración finita.
¿Qué crees tú de la Santísima Trinidad? ¿Por qué es importante esta doctrina?
                                         http://bottegadivina.com/dios-santisima-trinidad/

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?

XXIX Domingo ordinario Aleluya, aleluya. La palabra de Dios es viva y eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazón....