martes, 10 de diciembre de 2019

Celebrando el tercer domingo de Adviento.



Celebrando el tercer domingo de Adviento.

(Is 35, 4) Ven, Señor, a salvarnos.
El Señor siempre es fiel a su palabra,
y es quien hace justicia al oprimido;
él proporciona pan a los hambrientos
y libera al cautivo.
Ven, Señor, a salvarnos.                              Salmo 145


El Evangelio para el domingo próximo sigue con el tema de Juan el Bautista. Juan está en la cárcel, hecho preso por Herodes, el rey judío. Juan lo denuncia por casarse con la esposa de su hermano. Sabe muy bien que hay una gran posibilidad que va morir. Ha oído de Jesús y manda a sus discípulos a preguntarle si es el que esperan, el Mesías. Jesús no responde directamente, les dice que miren lo que Él ha hecho. La lectura termina con Jesús hablando del papel de Juan.

Juan está encarcelando, ¿Cómo crees que se siente? ¿Cómo va venir el Mesías en el punto de vista de Juan?

¿Cómo crees tú que va volver Jesús? ¿Lo esperas con anticipación, estás listo/a?
 https://www.aciprensa.com/noticias/9-datos-que-no-conocias-sobre-la-vida-de-san-juan-bautista-44531

lunes, 2 de diciembre de 2019

"Ven, Señor, rey de justicia y de paz."



II Domingo de Adviento

Ven, Señor, rey de justicia y de paz.
Que bendigan al Señor eternamente
y tanto como el sol, viva su nombre.
Que sea la bendición del mundo entero
y lo aclamen dichoso las naciones. 

Ven, Señor, rey de justicia y de paz.         Salmo 71



Este domingo próximo de Adviento oímos de Juan el Baptista y su propósito de arrepentimiento. Les habla a los fariseos que necesitan cambiar sus actitudes para acercase al Reino de Dios. También nosotros necesitamos cambiar nuestras actitudes para adelantar en nuestra jornada al Reino.

¿Qué te cuesta dejar tu comodidad de tu cada día? ¿Puedes cambiar tus actitudes para acercarte a Dios? ¿Qué te está pidiendo Dios en este momento?

lunes, 25 de noviembre de 2019

Adviento: el primer domingo


I Domingo de Adviento

Vayamos con alegría al encuentro del Señor.
¡Qué alegría sentí, cuando me dijeron:
“Vayamos a la casa del Señor”!
Y hoy estamos aquí, Jerusalén,
jubilosos, delante de tus puertas.
Vayamos con alegría al encuentro del Señor.                 Salmo 121

El Año Litúrgico termina con la fiesta de Cristo Rey y la temporada de Adviento comienza el nuevo año.

Este año comenzamos con el ciclo A, en el que leeremos preferentemente el evangelio de San Mateo.

Se nota que los pasados domingos hemos oído del fin del mundo. No es amonesta porque todos sabemos que en cualquier momento podemos encontrarnos cara a cara con Dios.

Lo que tenemos que tener en cuenta es que la vida es un regalo de Dios para cada uno de nosotros incluyendo los no nacidos a los ancianos y los enfermos.  Todos tenemos un propósito sin importar en qué estado nos encontramos.
Por lo tanto, no la echemos a perder. Vivamos con amor para que todas aquellas personas que se crucen en nuestra vida, se sientan felices y acogidas. 
Así mostramos que somos discípulos de Jesús.

Tal vez este Adviento, puedes reflexionar y poner en práctica las Obras Corporales de la Misericordia: Visitar y cuidar a los enfermos; Dar de comer al hambriento; Dar de beber al sediento; Dar hospedaje al peregrino; Vestir al desnudo; Visitar al cautivo; Enterrar a los difuntos.



https://www.ciudadredonda.org/articulo/4-practicar-las-obras-de-misericordia

viernes, 22 de noviembre de 2019

¡Viva Cristo Rey!


Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo


Vayamos con alegría al encuentro del Señor.
¡Qué alegría sentí, cuando me dijeron:
"Vayamos a la casa del Señor"!
Y hoy estamos aquí, Jerusalén,
jubilosos, delante de tus puertas.
Vayamos con alegría al encuentro del Señor.           Salmo 121

 Aleluya, aleluya.
¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!
¡Bendito el reino que llega, el reino de nuestro padre David!
 
Aleluya, aleluya.

Celebramos hoy la solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo y con ella terminamos el año litúrgico, y entramos en el tiempo de Adviento.
En el evangelio vemos a Jesús que sufre crucificado y burlado por la jerarquía religiosa y los soldados, más personas que allí están presente.
Jesús muere por el amor a la humanidad, a los más marginados, los desahuciados y abandonados de la sociedad. Esta crucificada con dos malhechores, uno lo desprecia y el otro lo reconocen en fe. El que lo reconoce le pide a Jesús que se acuerde de él. Jesús le promete el reino celestial.
¿Qué sientes cuando lees estos versos? ¿Cómo responde tu corazón a la escena? ¿Reconoces a Jesús en las personas que te rodean? ¿Cómo los tratas?  

martes, 12 de noviembre de 2019

Toda la tierra ha visto al Salvador


XXXIII Domingo ordinario

Toda la tierra ha visto al Salvador.
Regocíjese todo ante el Señor,
porque ya viene a gobernar el orbe.
Justicia y rectitud serán las normas
con las que rija a todas las naciones.

Toda la tierra ha visto al Salvador.           Salmo 97

En el Santo Evangelio del próximo domingo, según san Lucas, oímos a Jesús hablar de lo que va pasar señalando el fin del mundo: guerras, gobiernos contra otros gobiernos, terremotos y caos en los cielos. Y también la persecución de los que siguen El Camino. ¡Hasta nuestros familiares nos traicionaran! Pero Él nos dará las palabras para contestarles y llegaremos a Su reino.

¿Estas listo para el fin del mundo? ¿Estas listo para la venida de Cristo Rey? ¿Cómo te vas a preparar para La Segunda Venida?

                                                     https://www.profeciaaldia.com

lunes, 4 de noviembre de 2019

"Al despertar, Señor, contemplaré tu rostro."







XXXII Domingo ordinario

Al despertar, Señor, contemplaré tu rostro.
Protégeme, Señor, como a las niñas de tus ojos,
bajo la sombra de tus alas escóndeme,
pues yo, por serte fiel, contemplaré tu rostro
y al despertarme, espero saciarme de tu vista.

Al despertar, Señor, contemplaré tu rostro.                 Salmo 16

El domingo próximo encontramos a Jesús con los Saduceos. Ellos no creen en la resurrección y le proponen un “caso” de matrimonio a Jesús. Jesús sabe muy bien lo que ellos están haciendo y por eso ni trata de contestar la pregunta sino a explicar lo que será la vida eterna.
En ningún momento del evangelio Jesús habla de la resurrección como una continuidad de esta vida que ahora disfrutamos. La Resurrección es otra cosa, es vivir en la plenitud del Padre y junto a Él.

Dios no es un Dios de muerto, sino un Dios de vivos, porque es la fuente inagotable de amor y vida.
¿Qué significa la resurrección para ti? ¿Tú crees en la resurrección? Al decir que crees en la resurrección, piensa en algo del pasado, del presente o del futuro. ¿Has tenido en tu vida alguna experiencia de resurrección?


                          https://manuelmartinezcano.org/2017/12/07/donde-estan-los-saduceos/

martes, 29 de octubre de 2019

“Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se perdió ".

XXXI Domingo ordinario


“Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se perdió ".

En el Evangelio del próximo domingo, según san Lucas, oímos del encuentro de Jesús y Zaqueo, un hombre rico. Tiene todo este hombre, ¿Por qué quiere ver a Jesús?

Quizás, como a nosotros a veces, donde nos sentimos que nos falta algo y tratamos de llenar ese vacío con otras cosas: trabajo, comida, cosas nuevas, etc., también Zaqueo se sintió vacío.  Aunque por un rato estas cosas puedan llenar el vacío, sabemos que una relación buena con Dios puede llenarnos con alegría, paz y amor.

¿Cómo vas a encontrar a Jesús hoy?


https://tucristo.com/blogs/%E2%96%B7-continue-la-reflexion-del-encuentro-de-zaqueo-con-jesus/

martes, 22 de octubre de 2019

El Señor no está lejos de sus fieles.


XXX Domingo ordinario

 (7a) El Señor no está lejos de sus fieles.
Bendeciré al Señor a todas horas,
no cesará mi boca de alabarlo.
Yo me siento orgulloso del Señor,
que se alegre su pueblo al escucharlo.
El Señor no está lejos de sus fieles.             Salmo 33

En el Evangelio de san Lucas para el domingo próximo, vemos dos actitudes diferentes, el primero, el Fariseo, se cree mejor porque que cumple con la ley y tiene la certeza de que Dios le da todo porque se lo merece, el segundo, el publicano, en cambio reconoce su falta y pide el perdón.

¿Cuál eres tú?

                                                             https://witword.org


viernes, 18 de octubre de 2019

¿Cómo demuestras tu fe en Dios?


XXIX Domingo ordinario

Aleluya, aleluya.
La palabra de Dios es viva y eficaz
y descubre los pensamientos
e intenciones del corazón.

Aleluya, aleluya.                             
Heb 4, 12


 Esta parábola sobre la viuda y el juez injusto es refer para ilustrar que debemos ser perseverantes en la oración cuando le pedimos algo a Dios y no lo hemos recibido.

Cuando Jesús venga ¿te encontrara con fe? ¿Cómo demuestras tu fe en Dios?




http://conferenciasypredicas.over-blog.com/article-el-juez-injusto-y-la-viuda-73857656.html




martes, 8 de octubre de 2019

El Agradacimiento y La Fe


XXVIII Domingo ordinario

El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.
Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
Su diestra y su santo brazo
le han dado la victoria.
El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.           de Salmo 97



En el Evangelio del domingo próximo, san Lucas nos cuenta de Jesús curando a diez leprosos. Los leprosos se acercan a Jesús solo la distancia permitida por la ley. Ellos le piden misericordia a Jesús y que sean curados. Jesús los manda a los oficiales. Ellos van confiando en Su palabra.  Uno, el samaritano, se da cuenta que está curado y vuelve con Jesús a darle gracias, demostrando su alegría, su gozo, y alabo al Señor Jesús porque su vida se había cambiado en un instante.

¿Cuántos de nosotros, nos volvemos para dar gracias a Dios por su misericordia, por su amor incondicional, por contestar nuestras oraciones?  Estamos continuamente pidiendo, no nos cansamos, pero agradecer siempre se nos olvida. Toma tiempo a pensar sobre lo que le has pedido a Dios y cuantas veces te haya contestado y no te diste cuenta. Esta semana debemos tomar tiempo de darle gracias al Señor por todo lo que nos da y nos ha dado.

https://ccyeshuaenespanol.wordpress.com/2018/02/12/la-historia-de-los-diez-leprosos-lucas-1711-19/

miércoles, 2 de octubre de 2019

¿He hecho lo que tenía que hacer?


XXVII Domingo ordinario

Señor, que no seamos sordos a tu voz.
Vengan, y puestos de rodillas,
adoremos y bendigamos al Señor, que nos hizo,
pues él es nuestro Dios y nosotros, su pueblo;
él es nuestro pastor y nosotros, sus ovejas.

Señor, que no seamos sordos a tu voz.                 Salmo 94


Lc 17, 5-10
“En aquel tiempo, los apóstoles dijeron al Señor: "Auméntanos la fe". El Señor les contestó: "Si tuvieran fe, aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza, podrían decir a ese árbol frondoso: 'Arráncate de raíz y plántate en el mar', y los obedecería.”


¿Es la fe el principio que realmente orienta tu vida? ¿Soy verdaderamente una persona «de fe»?
¿He hecho lo que tenía que hacer? ¿Soy humilde y sincero/a de corazón, o necesito continuamente estar recibiendo alabanzas o gratitud de los demás?
¿Creo realmente en los milagros

lunes, 23 de septiembre de 2019

El hombre rico y Lázaro.


XXVI Domingo Ordinario


(1b) Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.
El Señor siempre es fiel a su palabra,
y es quien hace justicia al oprimido;
él proporciona pan a los hambrientos
y libera al cautivo.
Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.          Salmo 145

El domingo próximo, según el Evangelio de san Lucas, Jesús nos cuenta del hombre rico y Lázaro. El rico tuvo todo y Lázaro nada. Jesús no le da nombre al rico, pero al hombre pobre lo llama Lázaro. En la tradición, el nombre del rico es Epulón. El nombre Lázaro significa “el ayudado por Dios”.  Encontramos este nombre otra vez en la historia de la resurrección de Lázaro, amigo de Jesús y hermano de Marta y María.

¿Cuántas veces pasas al pobre y no le prestas atención ni ayuda? ¿Quién es el pobre que necesita tu compasión y ayuda? ¿Cuáles situaciones puedes cambiar con tus acciones para que la justicia y el amor sean prioritarias en tu vida?
                       https://neoatierra.blogspot.com/2010/05/el-hombre-rico-y-lazaro.html

jueves, 19 de septiembre de 2019

XXV Domingo Ordinario


XXV Domingo Ordinario

(cf. 1a y 7b) Que alaben al Señor todos sus siervos.
Bendita sea el Señor,
alábenlo sus siervos.
Bendito sea el Señor,
desde ahora y para siempre.
Que alaben al Señor todos sus siervos.     Salmo 112
 
Según el Evangelio de san Lucas, Jesús les habla a sus discípulos sobre ser astutos dando de ejemplo la parábola sobre el astuto administrador. En este cuento, el administrador sabe cómo tener alguien que lo reciba después de ser despidió.
“No hay criado que pueda servir a dos amos, pues odiará a uno y amará al otro, o se apegará al primero y despreciará al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero’’.

¿Cómo sabes si eres astuto según el mundo? ¿Cómo lo demuestras?
¿Cómo sabes si eres astuto según los hijos de la luz? ¿Cómo lo demuestras?
¿Se puede hacer astuto en el mundo y astuto como hijo de la luz al mismo tiempo?


                                                      http://www.evangelizafuerte.mx

sábado, 14 de septiembre de 2019

XXIV Domingo Ordinario


XXIV Domingo Ordinario

 (Lc 15, 18) Me levantaré y volveré a mi padre.
Por tu inmensa compasión y misericordia,
Señor, apiádate de mí olvida mis ofensas.
Lávame bien de todos mis delitos
y purifícame de mis pecados.
Me levantaré y volveré a mi padre.  Salmo 50

En cualquier Evangelio que se elige para leer hoy la corta versión o larga versión, según San Lucas, oímos a Jesús hablar del amor para los perdidos. Con gran compasión y misericordia debemos a recibir los que buscan nuestra ayuda, y reconcilio.
¿Con quien puedes reconciliarte hoy día? ¿Hay situaciones donde puedes demostrar compasión o misericordia a alguien?



                                 https://pronosur.wordpress.com/2016/04/19/ovejas-de-su-redil/

martes, 3 de septiembre de 2019

XXIII Domingo Ordinario


XXIII Domingo Ordinario
Tú, Señor, nuestro refugio.
Llénanos de tu amor por la mañana 
y júbilo será la vida toda.
Haz, Señor, que tus siervos y sus hijos,
puedan mirar tus obras y tu gloria. 

Tú, Señor, nuestro refugio.                        Salmo 89



En el evangelio del próximo domingo, Jesús nos habla de que se requiere para seguirlo y ser  su discípulo. Sus palabras nos pueden tomar de sorpresa: necesitamos “odiar” a nuestra familia, padre, madre, etc. Jesús nos está recordando que nuestra relación con Dio tiene prioridad. También, en el tiempo de Jesús, la gente dependía solamente en las relaciones y enlaces de la familia. Jesús nos recuerda que en seguirlo va a haber consecuencias.


¿Qué has tenido que dejar o soltar para poder vivir como discípulo de Jesús?
¿Qué te dice a ti cuando Jesús quiere que pienses en ser su discípulo?


lunes, 26 de agosto de 2019

XXII Domingo Ordinario


XXII Domingo Ordinario

Dios da libertad y riqueza a los cautivos.
Ante el Señor, su Dios, 
gocen los justos, salten de alegría. 
Entonen alabanzas a su nombre. 
En honor del Señor toquen la cítara.  
Dios da libertad y riqueza a los cautivos.  Salmo 67

Porque el que se engrandece a sí mismo, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido”.

Jesús sabe que los fariseos estaban espiándolo y habla de la actitud farisaico. Noten por favor que usamos la palabra “farisaico” para el que habla y actúa como si tuviera la verdad absoluta o “más santo que tu”. Deberás es una lástima a asociar toda una gente con una palabra tan negativa.  Jesús nos habla de no dar nos aires porque nos vamos a desinflar.
¿Qué son las cosas que te causan orgullo desproporcionada? ¿Sabes cómo controlar tus tendencias farisaicas?



lunes, 19 de agosto de 2019

XXI Domingo Ordinario



Aleluya, aleluya.
Yo soy el camino, la verdad y la vida;
nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.
Aleluya. aleluya.                               
Jn 14, 6


Este domingo próximo, alguien le pregunto a Jesús: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?” Jesús respondió: “Esfuércense en entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán.”

La salvación de Dios es para todos, no es monopolio de unos cuantos, ni de practicar una u otra religión. La salvación es para todos los que cumplen su Palabra, los que le buscan de corazón y con amor. Los que trabajan por la justicia, por la paz, el amor y la solidaridad. Esta es la clave para salvarse, no hay otra.

¿Cómo cumples tú la palabra de Dios en tu vida cotidiana? Busca modos de trabajar para la justicia y paz.



lunes, 12 de agosto de 2019

XX Domingo Ordinario: ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?

XX Domingo Ordinario: ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?


Aleluya, aleluya.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor;
yo las conozco y ellas me siguen.
Aleluya, aleluya.                         
Jn 10, 27


El evangelio de esta semana no es fácil de interpretar. Muchos verán que el evangelista nos presenta a un Jesús, provocador, cismático, pero en realidad Jesús lo que hace es dar un golpe a nuestro corazón semidormido, despertarnos del letargo en el que nos hemos instalados y acostumbrados a funciones y observancias, en lugar de practicar su máxima: “amar al prójimo”.

Hoy más que nunca se nos llama a alzar nuestra voz contra las injusticias sociales. Pero seguimos como si tal cosa, si mientras no nos toquen a nosotros, entonces buscamos y queremos que todos nos apoyen y se pongan en nuestros zapatos. Tenemos que dejar de mirar nuestro ombligo, de vivir ritos y cumplimientos y empezar a encender el fuego del amor, a trabajar por un mundo más igual porque el sistema actual no nos lleva a un buen lugar, dejando nos sin esperanza viendo cada vez que la sociedad está más pérdida y hundida.

El mejor ejemplo de amor, justicia y caridad es nuestro Dios. Necesitamos poner en acción el trabajo del reino de Dios en día hoy.
¿Qué haces para “amar al prójimo? ¿Estas involucrado en el arreglo de la injusticia?¿Qué es el “fuego” de que habla Jesús? ¿Cómo puedes encender el fuego por la justicia en tu alma y tu vida y por los demás?


                                         https://granosdemaiz.com/2016/08/11/prender-fuego-lc-1249-53/


lunes, 5 de agosto de 2019

XIX Domingo Ordinario: Si viniera Dios por ti hoy, ¿estuvieras listo?


XIX Domingo Ordinario: Si viniera Dios por ti hoy, ¿estuvieras listo?

Aleluya, aleluya.
Estén preparados, porque no saben
a qué hora va a venir el Hijo del hombre.
Aleluya, aleluya.                          Mt 24, 42. 44

“Al que mucho se le da, se le exigirá mucho, y al que mucho se le confía, se le exigirá mucho más''.


El domingo pasado nos mostraba el peligro del dinero o más bien la codicia y en el de hoy vemos varias enseñanzas:  el desinterés de lo material, nuestra fidelidad como hijos de Dios y como ser buenos administradores de los bienes puesto a nuestro cuidado ya sean eclesiales o del diario.
No se refiere a que seamos pobres, Jesús no quiere que nadie sea pobre, sino que no estemos atados al dinero, ni a los bienes. La persona que sigue a Jesús debe sentirse libre y solidario.
El evangelio nos recuerda que ser cristiano no es cumplir con preceptos, sino que la fidelidad a Jesús debe llevarnos a un compromiso de vida y testimonio cristiano.
Igual que la semana pasada nos llama a estar vigilantes porque no sabemos cuándo llegará el tiempo, hora o lugar y debemos estar preparados, seguir trabajando por un mundo justo, fraterno y afectuoso con los demás y con la naturaleza.
Si viniera Dios por ti hoy, ¿estuvieras listo? ¿Qué tienes que hacer para estar lista? ¿Cómo utilizas lo que Dios te ha dado? ¿Te preocupas para otros o la creación?


                    https://diaconoluisbreatorrens.blogspot.com/2013/08/lucas-1232-48-preparados-para-cuando-el.html

Celebrando el tercer domingo de Adviento.

Celebrando el tercer domingo de Adviento. (Is 35, 4)  Ven, Señor, a salvarnos. El Señor siempre es fiel a su palabra, y es quien ha...